La violencia, el último recurso del poder contra los medios de comunicación

“Si asumes que no existe esperanza, entonces garantizas que no habrá esperanza. Si asumes que existe un instinto hacia la libertad, entonces existen oportunidades de cambiar las cosas”.

                                                                                 Noam Chomsky

Julio Guerrero Días   

No podemos hablar de oportunidades de cambiar las cosas, sin la participación de los medios de comunicación, de ahí se desprende la necesidad de convertir al medio como una escuela paralela de carácter formal, y proveerle a la sociedad conocimiento que vayan mas allá de lo etiquetado desde las cuatro paredes, donde se transmite un pensamiento dominante, repetitivo que al final se puede considerar como verdad absoluta. Si nos quedamos con ese saber, no le estamos planteando opciones de pensamiento a la gente, por lo tanto cambiar la situación, social, política y económica se torna más difícil, porque se puede creer que todo está bien y que hay no necesidad de un cambio.

Los medios de comunicación tienen poder en las decisiones que la gente pueda tomar; si hoy la información es conocimiento, no basta con representar el acontecimiento, si no que ese hecho vaya acompañado con recursos que fundamente lo representado, de esa manera quedarán pocas dudas de como de lo que se quiere reflejar se aproxima a la realidad, recordemos que a los medios, la sociedad los convierte en una caja de resonancia, y esto conduce a  la gente a crearse los imaginarios colectivos. En este sentido estamos hablando que para incidir en la búsqueda de cambio social debemos de ubicar a los medios como mediadores sociales, particularmente en nuestro país donde hoy existen nuevos actores sociales, es así que cada medio tiene su propia forma de mediar.

La mediación de los medios de comunicación es propuesta como una teoría que involucra el estudio de la producción, transmisión y utilización de la cultura, desde el análisis de los modelos culturales y de sus funciones;  el poder entre más medios tenga en sus manos estará por encima del que posee poco o no tiene, creará sus matrices informativas y en esas matrices es donde se apuesta atacar las emociones, lo identitario, lo cultural y sobre todo lo religioso, ante que la reflexión, no se utilizan argumentos racionales, sino provocar miedos y temores, presentar un hecho como duro pero necesario, porque a pesar de que las nuevas tecnologías brindan la oportunidad a la gente para que se pronuncie es insuficiente, y de la utilización de esta mediación el poder lo utiliza como un procedimiento de dominación o control social influyendo sobre la conciencia de las personas.

 La tarea de los medios de comunicación consiste en establecer los marcos de referencia adecuados para que los actores sociales sientan la necesidad del cambio, ahí es donde se incorpora la ideología como un conjunto de ideas, normalmente políticas, formuladas deliberadamente, coherentes y racionales, empleadas para delimitar y comprender la forma en que puede organizarse la sociedad.

Creo, debemos de superar el concepto de que los medios son el cuarto poder, fueron en un contexto históricos determinado, actualmente están de manera paralela junto al poder económico y político estos poderes se asocian con los medios para llevar a cabo sus proyectos de carácter sociales, políticos, económicos, culturales, religiosos, deportivos y de otra naturaleza como forma de dominación.

Los medios de comunicación modelan nuestras representaciones del mundo, se convierten en nuestros ojos y a través de ello percibimos el reflejo de la realidad, dándole credibilidad, la manera en cómo nos representan o nos reflejan la realidad es lo que provoca incomodidad al poder social, político y económico de ahí se desprende la violencia hacia los medios de comunicación a los generadores y productores de piezas informativas.

Isaac Asimov dice así: “La violencia es el último recurso del incompetente” por otro lado Marshall Rosenberg, escribe: “Toda violencia es el resultado de personas engañándose para creer que su dolor es provocado por otra gente, pensando por tanto que merecen ser castigadas”, por eso es que el poder solo de esa manera a través de la violencia es que trata de impedir que el pensamiento universal, no se comparta con todos los sectores sociales, el poder tiene temor que las ideas que se divulgan, produzcan el cambio que necesita la sociedad.

Usted ciberlector tiene mucho que compartir, tiene conocimiento de  cómo andamos en estos temas, porque usted también es un actor directo que ha visto, ha escuchado, ha sentido; qué piensa, ¿tiene algo que decir? Los invito a que usted mismo despeje esa incógnita.

Comparte:

Julio César Guerrero Días

El ágora nica | Desde la antigua Roma, el espacio público sigue siendo el más idóneo y transparente para el debate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!