La piedra no llegó a su destino, pero el mensaje sí se hizo viral

Una niña de colegio, con su uniforme y su mochila se irritó al ver con impotencia cómo la Policía asediaba su colegio y no encontró otro recurso que lanzar una piedra contra el opresor, imitando la opción que un día tuvo el valiente guerrero, Andrés Castro, ante el asedio filibustero a su patria en 1856.

Así ilustra Siul esa decisión de la valiente niña nicaragüense.

Comparte:

Luis Sánchez Corea

Mirada gráfica | Los trazos de una mirada a la realidad; o te hacen reír o te ponen a pensar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!