Nicaragua 2018: una Gritería suigéneris

Video tomado de las redes sociales / NM

Nuevas Miradas

Nicaragua vive una inédita celebración de la Gritería, una combinación de fe, esperanza, ruegos, simbolismos, ambiente pesado, hogares tristes, el aparataje  policial desplegado en las calles, advertencias de registros minuciosos en sus carros, policías tomando fotos a los altares; familias cantando a la Virgen desde sus casas.

No es una Gritería normal la que se celebra en Nicaragua. En las rotondas, donde la grama se quema se escuchan canciones cuya letra y ritmo hace recordar la crueldad de la dictadura somocista. Algunas estrofas de las canciones pareciera que fueron escritas después del 18 de abril, porque denuncian desapariciones, torturas, cárceles, Navidad sin reos políticos.

Ahí se contrapone la música, su letra y el supuesto papel que hacen empleados públicos que deben estar blandiendo banderas en apoyo al régimen. Algo ocurre en Nicaragua que, aunque puede estar bajo la mesa, pronto se sabrá.

El presente video fue enviado desde España, como un homenaje a quienes este día no podrán ver los coloridos altares azules y blancos de la Purísima por estar en presos en condiciones que ni siquiera pueden ver un trozo azul celes con nubes blancas.

 

Feligreses al medio día del 7 de diciembre, en la iglesia Nuestra Señora de la Asunción en Masaya, gritan “Quién causa tanta alegría; la Concepción de María”. Video tomado de redes sociales / NM

 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!