¿Qué se necesita para leer el discurso de los medios?

Michel Foucault, tomada de Internet

“Todo sistema de educación es una forma política de mantener o de modificar la adecuación de los discursos, con los saberes y los poderes que implican”.

                                                                            Michel Foucault

Julio César Guerrero Dias

Educar para comprender los medios es una necesidad que desde la educación formal se debería de ir formando, para crear un pensamiento propio, una visión de los acontecimientos con mayor capacidad de reflexión, y no hay que aceptar el discurso desde los medios como certero, y poner en práctica lo que plantea Aristótele” el ignorante afirma y el sabio duda y reflexiona” convirtámonos en sabios.

La educación cada día requiere de acompañamiento que fortalezca los procesos de aprendizajes en los estudiantes, las instituciones educativas en los diferentes niveles han visto la necesidad de incorporar el quehacer de los medios de comunicación como un recurso para ampliar los conocimientos situacionales que suceden en el mundo en tiempo real, donde el nuevo escenario comunicativo representado a través de la información vincula el conocimiento, la sociedad y los medios de comunicación. De este modo la educación en los medios pretende que la sociedad comprenda la importancia e influencia del sistema de medios en nuestra vida cotidiana.

La educación en medios debe entenderse como la acción didáctica y pedagógica orientada a desarrollar ciertos conocimientos y habilidades. En relación a los medios, esta preocupación la recoge la UNESCO en cuatro etapas en la conferencia de Grünwald (1982), conferencia de Toulouse (1990), conferencia de Viena (1999) y Seminario de Sevilla (2002) todos los documentos y declaraciones emanadas de estos encuentros sirven como base para impulsar, ver la necesidad e importancia de considerar oportuno incorporar desde las prácticas educativas formales el tema de la educación en los medios, lo que hoy se denomina alfabetización mediática.

Vivimos en un mundo en que los medios son omnipresentes, cada día se suman más persona a consumir mucho tiempo mirando la televisión, leyendo los periódicos, escuchando la radio, en las redes sociales, feisbuqueando, wasapeando la moda de hoy, es por eso que no podemos perder de vista el papel de la comunicación y de los medios en el proceso de desarrollo, crecimiento y participación de los ciudadanos en la sociedad, donde el uso del lenguaje jugará un papel determinante para la educación.

Respecto del origen del «lenguaje», Marx nos dice: “El lenguaje es tan viejo como la conciencia: el lenguaje es la conciencia práctica, la conciencia real, que existe también para los otros hombres y que, por tanto, comienza a existir también para mí mismo y el lenguaje nace, como la conciencia, de la necesidad, de los apremios del intercambio con los demás hombres”. (Marx, Carlos y Federico Engels.).

El lenguaje, como toda relación humana, conforma un espacio histórico en donde constantemente ocurren luchas, conflictos, represalias, mutilaciones, crímenes. Por tanto, el lenguaje, como tantas otras cosas constituyentes de nuestro tejido social, como, educación, política, ideología, religión, vida familiar, relación amorosa, juego en conjunto, convivencia vecinal debería ser una práctica democrática. Y esto hay que entenderlo como un acto de absoluto respeto por el otro.

 Es así que en la educación en todos los niveles, primaria, secundaria y terciaria   el efecto del lenguaje y el poder se vive en la relación del estudiante con su entorno, principalmente en el aula, a través de discursos educativos cotidianos que sostienen y reproducen la formación de un individuo fragmentado, acrítico, sometido al poder hegemónico y reproductor de la ideología dominante.

Los medios de comunicación nos están invadiendo con representaciones cada vez más homogéneas y simplificadas de la visión global del mundo en que vivimos, manejado por el poder económico y el político, presentándonos metafóricamente el pensamiento unilateral, único y alienador de los poderosos como algo natural, innato propio, dándonos a entender que la realidad es así y no de otra manera, es decir, nos quieren mostrar una realidad naturalizada, negando la realidad social como construcción permanente del individuo en la sociedad, de ahí la necesidad de ir desarrollando en la gente una nueva manera de leer los medios de comunicación, en lo que llamamos hoy la era digital, por eso hay que comprender que leemos desde los medios.    

Las escuelas de esta era, “la era de la tecnología y la velocidad” nos alejan constantemente de la vida, de nuestra realidad, han convertido la educación actual en el mecanismo del sistema que permite transformar y hacer de las personas, instrumentos de consumo y propaganda, camuflados, lenguajes retóricos bajo el manto de los currículos académicos en todos los niveles educativos, desde los grados primarios hasta los universitarios

En la declaración de Grünwald (Austria) en 1982 se planteó de manera directa y clara e invita a las instituciones educativas que consideren la necesidad y el oportuno momento, para incorporar la educación en los medios.

 En consecuencia señala la declaración “invitamos a las autoridades competente a: a) poner en marcha y sostener programas de estudios integrales de educación mediática de educación mediática, desde las escuelas primarias hasta la universidad… cuya finalidad sea de desarrollar el conocimiento, las competencias y las actitudes que fomentarán la conciencia crítica…b) establecer cursos de formación para docentes e intermediarios con el fin de aumentar el conocimiento y comprensión en los medios…c) promover la investigación y las actividades de las que beneficien la educación mediática , en sectores como la psicología, la sociología y las ciencias de la comunicación” hace más de tres década que se está planteando que a los medios no hay que perderlo de vista que ahora son parte de los grandes animadores de los procesos educativos y por lo tanto se convierte en salones sin paredes, abiertos, libres, flexibles, un espacio de discusión, donde se puede manifestar ideas de diferentes naturaleza, hoy los medios son un puente que nos permite trasladarnos en tiempo y espacio  real a situaciones o aconteceres que pasan en cualquier parte del  mundo, eso es hoy la magia de los medios, hoy más que nunca los medios y los comunicadores gozan de buena salud, recordemos algo el medio es el salón y los comunicadores son los facilitadores de los procesos de aprendizajes de la sociedad, pero hay que saber leerlos.

Comparte:

Julio César Guerrero Días

El ágora nica | Desde la antigua Roma, el espacio público sigue siendo el más idóneo y transparente para el debate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!