Nicaragua vive un vía crucis real un año después de iniciada la rebelión de abril de 2018

Ely Saúl Cano

Poeta jinotegano

Ely Saúl Cano, poeta jinotegano, perseguido por la dictadura de Daniel Ortega, preso y golpeado en la sede del Frente Sandinista en Jinotega, logró salir del país y desde el exilio ha escrito esta obra que será leído frente al edificio de la OEA, en Washington, D.C, por nicaragüenses de la diáspora, durante las vigilias mundiales por Nicaragua.

Vía crucis de Nicaragua
Camino de la Cruz 

Alma de Nicaragua, lléname de fuerza. Pueblo de Nicaragua, sálvame. Sangre de Nicaragua, inspírame. Agua de Alvarito, lávame. Valentía de Nicaragua, confórtame. Oh Patria Amada, escúchame, dentro de tus heridas, escóndeme, en la hora de mi muerte, llámame y mándame a ti, para entonar Salve a ti Nicaragua, con todos los que dieron la vida por ti, por los siglos de los siglos. Así sea. 

I Estación

Nicaragua es condenada a muerte por la Corte Suprema de “Justicia”, al fallar a favor de la reelección indefinida, para ser presidente, hoy al frente de una dictadura. 
Dios acuda y abogue por la vida de Nicaragua y de su pueblo, al ser nula de auxilio en su propio sendero, ya sin verdes prados donde pueda descansar.

II Estación

Nicaragua carga la cruz hacia el Calvario, por ese largo y angosto camino, con túneles habitados por sapos y lagartos, atravesando espinas y presencias hostiles.
Dios fortalezca a este país generoso y bondadoso, al llevar sobre su espalda, la carga de una maldición de sus hijos de mala levadura, de alma ignominiosa y empedernida.

III Estación

Nicaragua cae por primera vez el 19 de abril de 2018. Esa cruz que carga es de plomo y de flagelo. Desde entonces le ha dolido respirar. 
Dios levante de las sangres y cenizas, las flores que brotan donde Alvarito Conrado y demás mártires fueron asesinados, y las haga brillar en la esperanza de cada secuestrado político y refugiado, así haga su santa voluntad.

IV Estación

Nicaragua, como madre, se encuentra así misma, vistiendo su túnica azul y blanco, amándose, cantando libertad, pero a la vez llorando porque hay muerte y obra maligna que le abraza, mientras esa cruz lleva.
Dios acompañe y cuide a toda madre de hijo asesinado por la dictadura. El Señor sabrá qué hacer con los depredadores que le quitaron la vida a sus ovejas.
Madres a las que les llegará la verdadera Justicia a sus hogares

V Estación

Nicaragua es ayudada por el periodismo de cadena internacional y los países democráticos, miembros de la OEA. 
Esos Simones que ya saben lo que esa Cruz mata y tortura, esos Simones que a paso letargado ayudan a Nicaragua en ese camino, estrecho y largo. 
Dios le dé sabiduría a los virtuosos de corazón noble, por pensar y sentir a Nicaragua, esos de virtuosas manos que levantan al oprimido, gritan ante la humanidad, e imploran protección hacia los cielos.

VI Estación

Verónica limpia el rostro de Nicaragua. La Iglesia, esa mujer que se acerca a la pasión de la patria, lleva un trozo de tela llamado diálogo, donde se estampa el rostro del amor coronado de espinas y bañado de sangre. Verónica mostró el diálogo al mundo, donde estaba estampado el rostro del pueblo.
Dios otorgue siempre a sus pastores, los señores obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, ese escudo de fuerza celestial. 
Pastores verónicos que, han demostrado al mundo sagrado de Nicaragua, que son pastores para el pueblo, y que conllevaron el verdadero Diálogo, para acabar con el mal.

 

VII Estación

Nicaragua cae por segunda vez con la muerte de más vidas inocentes, porque a cada paso, el plomo de esa Cruz, mata el cuerpo de los mártires y el alma de los dolientes. Cae por segunda vez, porque el látigo del sicario, es la caricia del diablo, porque martiriza y reprime con placer a los justos, porque a cada grito de Libertad y Justicia, es un paso más al impío camino hacia el calvario.

Dios no aleje sus manos que curan al oprimido, martirizado por el delito de la inocencia y atormentado por el derecho a defender sus derechos. Dios recompensa siempre al sufrido, pero aún, cuando ha juzgado desde su reino, perdona al cruel arrepentido, pero por cristiano y justo pueblo no padece de amnesia.

VIII Estación

Nicaragua encuentra a tres mujeres: la consolación, la piedad y la paciencia. 
Aunque el camino es de trecho hostil, Nicaragua en lamento se consuela, se refugia de esperanza y a las orillas de la arena queda, hasta que se calme la tempestad de la marea. 
Dios consuele y les dé paciencia a Irlanda Jerez, Amaya Coppens, Lucía Pineda y demás mujeres secuestradas sin razón y llevadas a las mazmorras orteguistas. Que las personas que la custodian, tengan piedad sobre ellas, inocentes, sororales y maternales.

IX Estación

Nicaragua cae por tercera vez, porque en su vientre le reprimen con violencia los caínes, que masacraron al desarmado y al que le protesta con justicia de defensa: piedra contra bala, coerción contra vulnerabilidad. 
Dios desterrará a todo Caín del reino del Edén. Ellos no gozarán de la vida eterna angelical. Soportarán la purga de los iracundos, así sea en la Tierra como en el juicio final.

X Estación

Nicaragua es despojada de sus vestiduras azul y blanco. La patria es mancillada y doblegada por la indecencia, lo indecoroso y lo deshonesto. Vulgarmente es humillada con la arbitraria y déspota voluntad del yugo. Su sangre se coagula rojinegra.
Dios lo que ha de desnudar en los hombres, es el sueño y la hermandad, pero los ha de vestir con el pabellón sagrado de la patria y cubrirlos con su manto.

XI ESTACIÓN

Nicaragua es clavada en la Cruz.
Esos clavos de tu pasión en tu calvario Nicaragua, son el odio y la traición hacia ti, bendita amada. 
Los judas y caínes ya han masacrado, se han saciado de sangre, criminalizan tu razón con la firma de caifases. 
Dios no abandone al oprimido, al que de torturas en las cárceles hostiles, ya quedó en deshonra, estén los sacrificados por patria junto a él, porque su vida entregaron por Libertad y Justicia.

XII Estación

Nicaragua muere en la Cruz.
No muere esta Patria para siempre, porque Dios la bendice con su esencia vitalicia. Lo que muere en ella es el sosiego. Y resilente a Dios le pide que perdone al sátrapa, sicario y servil, porque no saben lo que hacen. 
Dios ha de reivindicar la armonía al pueblo nicaragüense. Dios ha de levantar a esta flor desmayada en el fango, flor que nunca marchita no se deshoja, flor que no tiene olor de promesa, pero aún queda con su cadencia “más dulcita que la miel del tamagás.”

XIII Estación

Nicaragua es descendida de la Cruz. Ya yerta y mustia, de los verdugos que la han afligido, sátrapas y serviles pregonan desesperadamente “normalidad”, cuando de la sufrida y dolorosa, sus pies y sus manos están agujerados, cuando está presa y condenada su reserva moral. Condenada de inexistentes delitos que sólo los conjura el orteguista Sanedrín. 
Es de Dios todo espíritu noble, es de Él la venganza y es de Él, La Resurrección. Dios es la verdad para los inocentes oprimidos, y es el Juez Supremo para verdaderos delitos y también en la esperanza es la repentina Palabra de la Paz.

XIV Estación

Nicaragua es colocada en el sepulcro. Todo vil y cruel asesino sepulta sus delitos porque cuenta con su poder en la Tierra, porque cuenta con las leyes pérfidas del hombre. Todo asesino trata de hacer sepulcro de sus atrocidades e injurias.
El sátrapa que tiene tomada y yerta a Nicaragua, se hace de la sucia propaganda, de que ha acabado con todo lo que pueda ser dañino para el César y su gobierno pagano. 
El Sol alumbra a todo el mundo, amanece todos los días, nadie lo puede tapar ni detener. Nada se oculta cuando es inmenso, ya sea por bueno, ya sea por malo. Nicaragua resurgirá, porque en ella no se quiere la paz del hombre, se quiere la Paz de Dios. 

Dios, al dar el tiempo de las verdades, será de majestad su obra. Dará puertas de rehabilitación a tanta alma loca de fanatismo banal e inmisericorde. 
Y después de esta Resurrección de Nicaragua, larga vida, esperanza toda y trabajo en abundancia para este pueblo herido, “abatido pero nunca vencido”. Amén.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!