Medios, comunicadores y nuevas tecnologías

Imagen tomada del sitio Colegiosanroque.org / NM

“Aprender a comunicar no es aprender qué tecla hay que apretar para obtener línea. La era digital no sustituye la gramática, los colores de las carcasas de los inalámbricos no suplen la retórica, ni el descubrimiento de los códigos de intercambio masivo, la idea comunicable.”                                        ValérieTasso

 

Julio César Guerrero Dias

Las nuevas tecnologías marcan una nueva práctica informativa entre los comunicadores, su utilización se vuelve indispensable para los medios y los periodistas, sin embargo, requiere de un uso responsable, profesional y ético en el manejo, de lo que se va a contar.

La vida cotidiana es tan dinámica y cambiante que la podemos denominar la era de las mutaciones en los diferentes fenómenos; políticos, educativos, sociales, culturales, religiosos, deportivas y tecnológicos.

El recurso de la tecnología nos deja con más libertad para tomar decisiones, pero todo esto ocasiona confusión, duda e incertidumbre en la sociedad, porque cada día nos complica más por la cantidad de información que circula y no sabemos qué hacer con ella, uno no sabe que pasará el día siguiente, todas estas transformaciones trastocan el quehacer cotidiano.

Con el desarrollo de la internet, los celulares de alta definición y la explosión de las redes sociales, las relaciones sociales se presentan de otra forma.

Hoy la sociedad está enredada es decir, conectada, pero también confundida, cada día se depende más del recurso tecnológico, pero hay otros aspectos a considerar que este fenómeno tecnológico también nos empuja hacia la construcción de un sistema de carácter democrático, el derecho a la expresión, a estar informado, el respeto a los derechos humanos, a la justicia social, a la igualdad de derecho, a la diversidad sexual.

No podemos negar que la tecnología ha permitido escuchar y leer más voces con percepciones diferentes lo cual abona al debate público y se convierte en un ejercicio de carácter democrático.

La práctica informativa del momento se vuelve indispensable para el comunicador por lo que no hacer uso de este recurso tecnológico es como haber congelado el tiempo.

La inmediatez, las conexiones con el mundo exterior hacen en el sujeto tener conocimiento de lo que sucede en el mundo, esa es la magia de hoy del uso de las nuevas tecnologías en las diferentes disciplinas o profesiones.

El uso y manejo de este recurso, particularmente en el campo de la comunicación, nos exige más responsabilidad, mas investigación, buscar más fuentes, contrastar datos, para que lo que representemos aporte a un conocimiento de mayor calidad y credibilidad.     

La tecnología ha cambiado la vida de mucha gente, pero también su forma de trabajar. Y no es solo que ahora se usen ordenadores en lugar de máquinas de escribir o que se envíen correos electrónicos en vez de faxes.

La tecnología ha permitido que la humanidad deje de hacer muchos trabajos duros o peligrosos, que hayan aumentado las oportunidades laborales relacionados con el conocimiento y que se tenga más tiempo para el ocio. 

¿Cómo era el periodismo antes de la internet? Hace unos años se tenía la imagen del periodista que debía recorrer las calles en busca de la noticia, hacer innumerables llamadas telefónicas recopilando información, anotarlo todo en papel, revelar fotos para llevarlas a la redacción, utilizar equipamiento pesado y complicado para hacer conexiones.

Hoy en día todo eso parece una imagen de una película antigua. Una de las primeras ventajas de la tecnología, sobre todo de internet en el periodismo son las facilidades al buscar información investigar y contrastar datos Una sesión de búsquedas en cualquier buscador puede resolver muchas de estas cuestiones.

Si se quiere contactar con alguien u obtener declaraciones, en muchos casos ya no es necesario pasarse horas colgado del teléfono. El correo electrónico también facilita esa parte del trabajo. Y si se trata de entrevistar a alguien al otro lado del planeta, una videoconferencia a través Skype resuelve el problema.

Las conexiones en directo con los diferentes escenarios y los estudios de radio son una de las áreas del periodismo que más se han beneficiado de las ventajas de la tecnología.

En el caso de la televisión, no es extraño ver a reporteros cubriendo noticias de última hora con ayuda de un smartphone y las aplicaciones adecuadas. Hay cadenas que han llegado a prescindir de las cámaras para ciertos reportajes. Y para la radio, existen apps que permiten hacer conexiones en directo manteniendo una calidad de sonido idéntica a la que se obtiene en el propio estudio.

Nuestra sociedad vive en un planeta hiperconectado en el que estar informado de las últimas noticias es más fácil que nunca. Las portadas de los periódicos se actualizan al minuto y ya no hay que esperar a que llegue la edición del día siguiente a los lugares de ventas. Aplicaciones de video en tiempo real como periscope o Snapchat, permiten seguirla con actualidad donde se están produciendo los acontecimientos.

Otro aspecto  que destacar es que hoy más que nunca no se debe de perder de vista el ámbito financiero, muchos señalan que las relaciones sociales del momento son de carácter materiales producto de la economía, para algunos esto ha acabado con la vida cotidiana, y por supuesto con la ecología de la información y comunicación.

Omar Rincón señala: “Así hemos llegado a una sociedad donde más que letrada/escritural, habitamos la experiencia de lo oral/visual; una sociedad que pasó de los contenidos y morales hacia los entretenimientos, de las culturas mediáticas de masas a la cultura de conexión y convergencias. Y en el periodismo estamos dejando los medios para pasar a un mundo en el que el periodista es el medio y el mensaje: seguimos a periodista más a que a medios”.

El fenómeno financiero también llega a los medios como empresas, no son invulnerables y es donde se presenta la gran reflexión, preguntemos ¿Ha afectado el plano financiero desarrollar un buen periodismo? ¿Muchos periodistas se han convertido en agitadores políticos? ¿La farándula, el sensacionalismo es parte del negocio de las empresas informativas?

¿Predomina la publicidad o los campos pagados sobre la información? el periodismo hoy más que antes está en el ojo del huracán por los cuestionamientos de como se hace el trabajo informativo desde los medios y que periodista escribe.

La prensa esa que históricamente ha generado opinión pública sólo les interesa a los académicos, políticos, empresarios, y por supuesto al gobierno. Sólo ha quedado a las elites, mientras tantos los sujetos populares habitan la prensa de crónica roja, la televisión el espectáculo.

La radio de música y los que no entran en este escenarios están divirtiéndose en internet y las redes sociales. Es por eso que la gente de los grandes sectores populares les importa un pepino estar bien informado, porque no les interesa, estos grandes bloques sociales han decidido irse de la información, pero no de los medios.

En este proceso de cambios es donde pierde el periodismo de calidad, pero lo más grave del asunto es que hoy todo se mide por rating, y muchos hasta llegan a creer que cantidad es sinónimo de calidad, al menos en materia de información y comunicación gracias a Dios no es así.

Comparte:

Julio César Guerrero Días

El ágora nica | Desde la antigua Roma, el espacio público sigue siendo el más idóneo y transparente para el debate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!