Mientras haya hechos y acontecimientos que narrar en el mundo habrá periodismo

Fotografía de Fundación Gabo / NM

 “Estoy muy interesado en el progreso y avance del periodismo, después de haber dejado parte de mi vida en esa profesión, la recuerdo como una noble profesión de inigualable importancia por su influencia”. Joseph Pulitzer

Julio César Guerrero Dias

El estudio del periodismo o comunicación al igual que cualquier otra carrera profesional requiere del aspirante tener dos cualidades: talento y talante, dedicación y ser un eterno enamorado de la información, solo así harás un trabajo con responsabilidad, profesionalismo y contribuir al bien común.

Estudiar periodismo y comunicación en las últimas décadas se ha convertido en una moda como si ser profesional de estas disciplinas requiere de poco talento y talante, es así que en las diferentes facultades y carreras de periodismo y comunicación existe un desencanto por el nuevo aspirante de estas profesiones.

Los estudiantes, desde un inicio quieren manejar herramientas de aplicación y no profundizar en conocimientos, “La práctica sin teoría es ciega y la teoría sin práctica es estéril” (Kant, 1793)  a pesar de la necesidad de saber perfectamente que el conocimiento es fundamental para ser un profesional calificado como bueno dentro del  periodismo.

Todavía hay resistencia para sumar conocimiento y sea la base de sustancial para producir las diferentes piezas comunicacionales, es así que nos encontramos con las siguientes consideraciones, empezaremos por lo que muchos creen.

Es una carrera fácil, sencilla y que no requiere dedicación ni de tanto conocimiento para poder producir un discurso ya sea textual, oral y visual.

Si el que aspira a estudiar periodismo y comunicación se deja llevar por esta idea prácticamente será un profesional, de segunda o tercera categoría si llega a finalizar sus estudios.

Antes el periodismo era una misión practicada por unas pocas personas con amplios conocimientos de cultura e historia.

Lamentablemente ahora ha pasado a ser una profesión de masas en la que no todos son competentes. Hoy lo tratan como una carrera más que puede abandonarse mañana si no rinde los frutos económicos esperados.

En consecuencia, ha perdido cierto aire aristocrático que lo distinguió en el pasado, tan es así que en nuestros días las demanda de estudiar estas carreras siguen siendo atractivas es así que surgen diferentes propuestas académicas en este campo.

Según el célebre periodista polaco Ryzard Kapuscinski “nuestra profesión de cronistas, de reporteros, de periodistas, requiere de mucha lectura: es una debilidad, pero a la vez una fortaleza de nuestro quehacer.

Sin embargo, la mayoría se preocupa más en cómo escribir y muy poco en qué leer. En tales menesteres la ayuda de los colegas es indispensable.

Debemos ser cazadores furtivos de otros campos: filosofía, sociología, psicología, antropología, literatura… Y profundizar en los temas. Hacerse sabios. Todo ello con el afán de hacer ver al lector” de tal manera que para lograr establecerse como un buen periodista y comunicador requiere muchos conocimientos, porque a través de lo que se escribe es que se valora lo poco o lo mucho que manejas o dominas un tema determinado.

Otro aspecto que se ha escuchado por diferentes lados es que el periodismo se va a terminar, hace un tiempo se cree que con el auge de las redes sociales y las nuevas formas de comunicarse, la carrera de periodismo se va a terminar.

Sin embargo, los periodistas son tan necesarios como los médicos. Si bien cambiarán la forma de informar, no perderán el oficio, los problemas sociales, políticos y económicos y de otra índole siempre estarán presente y los llamados a narrar estas historias son los periodistas.

Ninguna otra profesión sustituirá el trabajo que hacen los periodistas o comunicadores, pero eso no significa que van a contar y estructurar cualquier historia, debido a que, hoy las  audiencias, son más exigentes y te van etiquetando y dando juicio de valor acerca de tu trabajo periodístico.

Para llegar a ser un buen narrador de acontecimientos no basta describirlos sino contarlos de la manera más estéticas, finas, delicadas y si no tenés conocimientos de manejo de literatura o figuras literarias que realcen el escrito, esa narración será lineal, árida, sin gusto, al final el precio es no escucharte no ver el producto o no dedicar unos minutos para leerte.

Encontramos a otros que dicen, no se necesita estudiar para ser periodista, pienso que esta es la concepción más ridícula que se tiene acerca de la profesión, además de eso que es una ofensa a la profesión.

Esos personajes que piensan así no tiene ni el mínimo conocimiento de lo que es ser periodista y comunicador, si bien es cierto que en nuestro caso nuestros periodistas, algunos carecen de poseer muchos conocimientos esto se debe que en nuestros medios y programas informativos lo dominante es el reporteo es la búsqueda de los acontecimientos más importantes que han sucedido.

Muy poco se hace periodismo de investigación porque es en este tipo de práctica periodística donde se pueden demostrar los conocimientos adquiridos, porque van andar en búsqueda de la verdad, aunque la verdad en periodismo no se encuentre en su totalidad, si no lo que se trata es aproximar los acontecimientos lo más cerca posible a como se pudieron desarrollar. 

Aunque muchos se arriesguen a ejercer sin la titulación, la realidad es que al igual que cualquier otra profesión, para ser periodista es necesario estudiar. Si quieres conocer técnicas de expresión, aprender a manejar la información y el cuidado de la ética profesional, necesitarás transitar por la carrera y obtener tu título.

La responsabilidad de cumplir con excelencia y rectitud el deber de informar requiere por parte del periodista una determinada cualificación, tanto anterior al ejercicio profesional como a lo largo de la duración de éste.

El informador tiene que responder de su competencia intelectual y profesional para informar con calidad y plenas garantías.

Un proceso tan complejo y de tanta trascendencia social como el de la información–comunicación no resulta conveniente que dependa de la afición, el amateurismo, la inexperiencia, la anemia cultural, la incontinencia verbal, la irreflexión, el descompromiso con la sociedad, el vedetismo y la frivolidad, la banalidad de ideas, la falta de respeto a los valores y los derechos humanos, esto se refleja de manera  propios de aquellas personas que no está suficientemente preparados académica, técnica y éticamente.

También se piensa que el periodista debe de conocer o saber todos los temas, el periodista no tiene la obligación de dominar todos los temas que se presenten en una situación determinada, él no es un historiador, estadígrafo, sociólogo, economista, político, médico, abogado etcétera, lo que se le solicita es que lea mucho acerca de temas de interés general, para poder narrarle a la sociedad de la manera más fácil para que puedan comprender a que se está refiriendo, el reto de los periodista es tratar de escribir fácil lo difícil.

Es fácil escribir, lo difícil es escribir fácil, y en periodismo como se escribe para una masa de público lo que se busca es que todos los que escuchen, miren y lean comprendan lo que le han querido decir a través de la información.

En este sentido olvidémoslo de pensar que estudiar periodismo es fácil como muchas personas piensan, es conocer, saber hacer y tener valores como cualquier otra disciplina de carácter profesional.

 

 

Comparte:

Juan Ramón Huerta

Prisma cotidiano | El periodismo tiene la capacidad de presentar los hechos desde distintos ángulos y enfoques.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!