¿Cuánta vida les queda a los medios impresos?

Gráfico del diario Crítica / NM

“Internet ha convertido lo que solía ser un mensaje controlado y unidireccional en un diálogo en tiempo real con millones de personas”  Danielle Sacks

Julio César Guerrero Dias

Los medios impresos se debaten entre la sobrevivencia y la extinción porque el empuje de las nuevas formas de informar y comunicar hace que la masa de consumidores de información deje el soporte del papel para emigrar a lo digital, lo ágil, lo dinámico lo práctico hace que cada día interese menos medios impresos.

Los medios de comunicación en general están pasando un momento, donde hay que realizar una reingeniería desde el punto de vista técnico y de contenido frente al empuje de las personas que aplican o hacen uso de las nuevas tecnologías para dar a conocer lo que acontece en sus entornos respectivos.

Frente a ese asedio los que se han visto más vulnerable han sido los medios impresos, porque cuando las máquinas se apagan o dejan de funcionar, finaliza toda una historia y donde las narraciones más descriptivas, explicativas y fundamentadas ya no se volverán a leer.

Cada día que un medio de comunicación deja de funcionar la sociedad también deja de funcionar en todas sus dimensiones se le quita el derecho a estar informado, se le restringe la libertad de recibir otros puntos de vista del acontecimiento se le cercena la interactuación y el diálogo interno con lo que lee.

Según Alai, América Latina en Movimiento, el 20 de diciembre de 2013, el periódico más antiguo del mundo, el Lloyd’s List dejó de imprimirse para mudarse al mundo digital. Fundado en 1734, nació como una tabla de anuncios sobre el sector naviero que se colocaba de manera visible en una cafetería en el puerto de Londres. Hoy el Lloyd’s List es accesible desde cualquier cibercafé o cafetería que tenga conexión a Internet. Una de las razones fundamentales para que el Loyd’s List migrara fue el declive de los lectores de su versión impresa, que ascendía a 25 personas en el momento en que se concretó su desaparición.

Unos de los tantos factores que inciden en los cierres de los periódicos de papel es que cada día tiene menos lectores y menos publicidad, recordemos que cada día el auditorio lo constituyen jóvenes y estos, leer un medio impreso es más incómodo.

La tendencia de estos sectores que son los dominantes es lo ágil, lo dinámico lo rápido lo light y esas características no te lo proporciona los medios impresos.

Steve Wozniak, cofundador de la empresa Apple, comenta lo siguiente:

 “…yo fui uno de los últimos en EEUU que abandonó el periódico porque pensaba que era el mejor formato y que era más fácil ver cosas y encontrar lo que querías si tenías espacio en papel para ellas. Me crié con periódicos, pero luego, cuando cambié, me di cuenta de que podía estar mejor informado sobre más cosas y de manera más fácil con la computadora. (…) Por tanto, no estoy del todo seguro, pero creo que los periódicos serán básicamente electrónicos, y los de papel se convertirán en objetos especiales para coleccionistas. Podríamos decir lo mismo de los libros, pero claramente no están desapareciendo…”

Qué factores explican esta tendencia que los medios impresos cada día vayan cerrando operaciones en todas partes del mundo, algunos señalan que una de la variable es lo demográfico referente a la edad promedio de la población los que nacen en esta época ya vienen con el ADN digital, por lo tanto, cada día conocerán menos el papel, las lecturas a través de este soporte cada día serán menos y dando paso a lo electrónico.

Otro elemento a tomar en consideración es que hoy la tendencia poblacional es que en el 2020 el 70 % la población mundial residirá en las ciudades, esto implica que sus procesos de aprendizajes y las formas de interactuar será utilizando las herramientas tecnológicas en otras palabras cada día el papel será menos utilizado en los procesos educativos.

Tampoco podemos dejar de mencionar como factor de apagar las computadoras y las máquinas en la producción impresa del periódico los sistemas de gobiernos, este opera mediante las regulaciones imperantes, que puede ser mediante el bloqueo de la materia prima en su producción, el nivel de censura que son sometidos, el derecho del medio y del periodista a la búsqueda de información, el nivel de censura que impera sobre ellos.

Otro aspecto a destacar es el comportamiento de los consumidores, esto es, las preferencias que tienen respecto de los medios, la disposición a pagar por el acceso a la información, el interés relativo en torno a las noticias locales e internacionales.

La situación del sector, es decir, la posición financiera de los principales diarios, análisis de ingresos respecto de la publicidad y las ventas de medios impresos, y estructuras de distribución de los diarios.

Los medios son empresas que tienen que generar utilidades y cuando esta no se genera hay una tendencia a cerrar operaciones, esto le ha sucedido a muchos medios impresos en todas parte del mundo.

El profesor Ramón Salaverría, académico de la Universidad de Navarra y estudioso del tema señala que el principal desafío para los medios impresos estriba en que “durante años los medios han actuado como si internet no existiera, y han sido muy reacios a cambiar sus procesos, sus parrillas informativas, etcétera.

Probablemente los próximos años las plataformas digitales van a ser los medios por los que la gente adquiera la mayor parte de la información, pero eso no significa que los medios preexistentes vayan a desaparecer”. 

Una muestra de ello es que, a pesar de contar con plataformas digitales, los diarios publican análisis de periodistas y autores reconocidos, y no obstante que ofrecen la opción de que el público comente lo que ahí se dice, rara vez los autores de esas reflexiones responden a lo que plantean los lectores. Eso tendrá que cambiar, máxime si los diarios, en cualquier formato, desean elevar o al menos mantener el número de lectores y potenciales consumidores de noticias.

Esto último lo sostiene Martin Baron, director de The Washington Post, considerado por muchos como el mejor director de periódicos del mundo. Un hombre sin dudas sobre el futuro de la prensa tradicional: “Los periódicos en papel no van a sobrevivir. Vivimos en un mundo digital dominado por el teléfono móvil.

La gente lee las noticias mientras camina por la calle, mientras espera el autobús, mientras hace cola en el supermercado… La mayoría de ciudadanos, y especialmente los jóvenes, recibe la información de manera digital y a través de las redes sociales. Esa es la realidad, y tenemos que vivir en la realidad.

Obviamente los periódicos existirán por un tiempo, pero lo cierto es no hay muchas evidencias de que el papel vaya a ser el futuro. Y, sin embargo, sí que hay muchas evidencias de que el papel puede no ser el futuro.

El debate está planteado con relación a la vida del medio impreso hasta cuando y cuanto resistirá sabiendo que la vida o la muerte de estos medios impresos es multifactorial, por lo tanto, no podemos señalar que los cierres de un medio de esta naturaleza es producto solo de una razón, hay múltiples razones, y cada una de ellas son consideradas como elementos fundamentales para operacionalizar el funcionamiento de estos medios, esa es la realidad de estos.

Comparte:

Julio César Guerrero Días

El ágora nica | Desde la antigua Roma, el espacio público sigue siendo el más idóneo y transparente para el debate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!