El testamento de Judas tiene sus émulos a la vuelta de la esquina

Arnulfo Urrutia

Era sábado de gloria. Un nutrido grupo de varones recorría el pueblo, parando de esquina en esquina. Llevaban un muñeco colgado de un palo, representando a Judas Iscariote.

Uno de aquellos hombres con voz de tenor, se refería a la traición que Judas había hecho a Jesús. Lo condenaba, aborrecía y vituperaba.

En uno de tantos momentos de la diatriba, aquel “tenor” decía: – El sinvergüenza de Judas, tuvo el descaro de escribir su testamento y, lo debo leer en este momento-.

Yo Judas Iscariote, dejo a doña Petrona Castellón, esta olla chopeada y toda panda, para que su marido no la venda… cuando salga de parranda.

Y sonaba la fanfarria de los chicheros del pueblo. Igual que los gritos y risas del resto de participantes.

Acto seguido, mandaban a devolver la olla a la familia dueña, que tanto había buscado su utensilio días antes.

Así iban de esquina en esquina.

Yo Judas Iscariote, dejo esta camisa roja a Pedro Betanco… ojalá no la vuelva a dejar en el estanco.

Y mandaban a devolver la camisa.

Yo Judas Iscariote, dejo a doña Séfora Benavides, esta bacinilla de barro… se la dejo, porque estas no agarran sarro.

Y mandaban a devolver la bacinilla de barro.

¿Por qué hacían aquella parodia?

Corrían los años sesenta. Unos días antes de la semana santa, aquellos hombres seleccionaban a las personas más gruñonas del pueblo y organizaban equipos de “ladrones” que, sustraían artículos de sus viviendas para ser incluidos en el “testamento” de Judas Iscariote.

En aquel tiempo, las personas salían a hacer sus mandados sin cerrar las puertas de sus casas. Si alguien llegaba y la vivienda estaba sola, se sentaba en una banca o taburete a esperar que regresaran sus habitantes.

Era la única temporada en que se cometían robos en ese pueblo de gente trabajadora y tranquila.

Aquella tradición se perdió y ahora Judas Iscariote, camina altivo y muy activo entre la gente. Tiene sus émulos a la vuelta de la esquina.

¡Ya no es parodia, ahora es ejemplo!

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!