Especialista aconseja medidas ante ingreso de tormenta de polvo del Sahara a Nicaragua

Fotos de productores de la Alianza ganadera de Las Segovias en Jalapa, Somoto y otros sectores / NM

Con información de la BBC / Nuevas Miradas

La naturaleza presenta un menú de contrastes. Mientras la NOAA, advierte que el el calor, la sequedad y los fuertes vientos de la tormenta de polvo del Sahara asociados con la capa de aire suprimen la formación e intensificación de los ciclones tropicales, el Centro Nacional de Huracanes de EE.UU, había proyectado para este año una temporada ciclónica más intensa de lo habitual, hecho que si las nubes de polvo podrían debilitar la formación de huracanes.

Esta masa de aire seco y cargado de partículas de arena se forma sobre el desierto del Sahara al final de la primavera, el verano y principios del otoño y generalmente se mueve hacia el oeste sobre el océano Atlántico tropical cada tres o cinco días.

Cuando ocurre, suele ser de corta duración: no dura más de una semana, pero la presencia de vientos alisios en ciertas épocas del año la hace más propensa a que pueda cruzar el Atlántico y recorrer más de 10.000 kilómetros.

La llegada a América de la nube de polvo del Sahara no es inusual y ocurre varias veces al año, sin embargo, según los meteorólogos, esta es una de las más densas que llega en el último medio siglo.

Tradicionalmente, la actividad de la capa de aire sahariana aumenta a mediados de junio, alcanza su punto máximo desde fines de junio hasta mediados de agosto y comienza a disminuir rápidamente después de mediados de ese mes.

En algunos lugares de Nicaragua se comenzó a observar a partir de este miércoles, algunas cortinas de polvo, confundidas entre oleadas de brisas o lluvias más intensas en el norte, especialmente.

Según Radio Uraccan en Rosita, habitantes del caribe Norte y Caribe Sur de Nicaragua reportan imágenes sobre la llegada de esta nube de polvo proveniente del Sahara.

Uno de los efectos nocivos de la nube de polvo del Sahara está vinculado con la salud humana, dado que afecta considerablemente la calidad del aire.

El aire seco y polvoriento de la capa de aire sahariana tiene aproximadamente un 50% menos de humedad que la atmósfera tropical típica, lo que puede afectar desde la piel hasta los pulmones.

De acuerdo con Olga Mayol, experta del Instituto de Estudios de Ecosistemas Tropicales de la Universidad de Puerto Rico, la actual nube tiene las concentraciones más altas de partículas de polvo observadas en la región en el último medio siglo.

El fenómeno comenzó a observarse en un área del oeste de África hace una semana y ahora ha recorrido más de 5.000 kilómetros hacia el Caribe, incluido territorio continental de América, como Venezuela.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!