Karawala suspira por la solidaridad de pobladores e iglesias moravas

Fotos tomadas del estado del estado de Facebook de Suyén Sánchez / NM

Nuevas Miradas

Tras una alerta regional en el Caribe Sur, en los llanos de Karawala por la muerte de por lo menos 7 nativos por el Covid-19, la población caribeña comenzó a movilizarse, pese al boicot oficial, y ya comenzó a llegar la ayuda humanitaria de la población a través de las iglesias moravas.

La comunidad de Karawala está ubicada en la desembocadura de Río Grande, recibió una donación de alimentos, kit de protección ante la pandemia luego que iglesias moravas de Laguna de Perlas, Bluefields y Kukra Hill, recaudaron insumos para ayudar a la población indígena consistente en 7 bolsones de cloro, 450 mascarillas, alcohol etcétera.

Igualmente personas organizadas de Bluefields, enviaron una caja con varios equipos para el personal de salud (lentes, protectores faciales y batas médicas).

Por fin aparece el Minsa

Por su parte el Ministerio de Salud, envió dos tanques de oxígeno y varias bombas para fumigar. Lo anterior fue trasladado en una panga hacía la comunidad de Karawala, donde el pastor de la iglesia morava se encargará de realizar la distribución de la ayuda.

Lamentablemente Karawala, ha perdido a 7 personas que no lograron vencer el coronavirus, de ahí surgió la preocupación de la población que no contaba con recursos suficientes para enfrentar el virus. Entre los fallecidos está el reverendo anglicano Strekland Gamboa y su esposa Elena Palmiston, ambos murieron por coronavirus.

Las familias de este lugar decidieron no trasladar a los enfermos con síntomas de Covid-19 al hospital de Bluefields por temor de que si mueren, los cadáveres sean enterrados en la ciudad.

Los ulwas

Karawala es el único territorio en Nicaragua donde se habla Ulwa, una lengua materna en peligro de desaparecer por completo. En 2018 solo 500 personas hablaban esa lengua según un informe de Fadcanic, escribió Fadcanic, escribió la periodista Elsa Espinoza en su estado de Facebook.

En este lugar de 4.500 habitantes, ubicado a 150 kilómetros de la ciudad de Bluefields en el Caribe Sur.

Esta zona fue declarada como área protegida mediante el Decreto 42-91, publicado en el diario oficial La Gaceta No. 207 el 4 de noviembre de 1991.

Posee una superficie de 4,293 hectáreas que incluye una extensa sabana de pino en la cual se asienta la comunidad indígena Ulwa, etnia que se destacan en sus culturas y diversidad de lenguas, como el ulwa, miskito, creole y español.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!