La Trinidad, confirmación del preludio

Luisa Rizo Laguna, madre del asesinado denuncio que ya había sido amenazado antes. Foto de radio ABC Estéreo / NM

Henry A. Petrie

Vi la noticia y me impactó. Soy de los que aún se impactan y se espantan ante tanta irracionalidad y crimen. Ya no solo se permite la conducta, también se celebra al asesino, el acto público atroz frente a la madre de la víctima. Y hasta lo llaman héroe.

Constato que los beligerantes del orteguismo sufren de una patología mental severa; desde hace dos décadas, la pareja dictadora ha trabajado sistemática y consistentemente en la sugestión y el control mental de sus adeptos, sumado a oficios esotéricos psicópatas y narcisistas de poder. Estas manipulaciones conducen al desprecio de la razón, a la crítica y a la conducta totalitaria. Como zombis ‒insisto en llamarlos así‒ obedecen órdenes psicoemocionales de sus amos. No es remoto que, ante una fatalidad política, busquen distintas formas de suicidio.

El pasado 19 de julio, el fanático orteguista Abner Pineda Castellón, en curso de una caravana conmemorativa en La Trinidad, Estelí, asesinó frente a su casa al ciudadano Jorge Luis Rugama Rizo, de 44 años. La acción de Pineda se corresponde con el estado psicoemocional de la fanaticada orteguista, expresada en la reacción del docente universitario Daniel Ruiz, quien elogió y se solidarizó con el asesino. Y como corolario, amenazó a los que piensan diferente con acciones semejantes de otros tantos Abner.

¿Dónde está el amor? ¿En los discursos subliminales de la Murillo? ¿En las tesis incendiarias de subalternos ubicados en los medios de comunicación oficiales y oficialistas? El amor que no se concibe fuera del poder, que reprime y mata, que sacrifica y condena. El amor que es corrupción y enriquecimiento ilícito, que es capaz de ofrecer infierno a desobedientes de sus designios. En realidad, se trata de dulces en palabras de una mujer que repugna se le contradiga, porque está convencida que su destino es el poder absoluto. Tan así es, que cualquier acción en su beneficio o defensa, incluido el asesinato, es una demostración santificada de amor y fidelidad. Y para hechores fieles no hay justicia que en realidad los condene.

Quien no se somete es un enemigo. Enemigo, más que una palabra es un concepto orgánico para la dictadura, que implica «derecha», «golpismo», «traición», «serviles del imperialismo yanqui», etc. Esto no puede pasar desapercibido. Por eso la oposición debe actuar con inteligencia, previendo la acción criminal, máxime cuando la dictadura está empecinada en montar el circo electoral para continuar en el poder, «a cualquier costo».

A medida que el tiempo electoral se aproxime, las expresiones violentas se irán presentando; el orteguismo se comportará transgresor e intimidante, ocultará su debilidad interna mediante el uso extremo del Estado. A medida que las manifestaciones opositoras sean cada vez más masivas, las fuerzas de choque ‒incluido el paramilitarismo‒ actuarán con mayor determinación y selectividad, como lo han venido haciendo en Wiwilí, Bocay, comunidades indígenas, Nueva Guinea, entre otros lugares.

A estas alturas, espero que ya no exista duda de lo que es capaz la dictadura. La orden de matar es pública y está dada desde abril del 2018, enfatizada en el transcurso de 27 meses. El sacrificio ha sido anunciado y de cualquier lado puede venir el zarpazo de la muerte. Por esta razón es indispensable la inteligencia y la prudencia, muchas trampas estarán tendidas en cualquier escenario que se actúe.

«¡Viva Nicaragua libre!», gritó Rugama Rizo. El zombi al escucharlo, recibió la señal y por amor a sus amos, mató. Ninguno de sus acompañantes impidió la acción, quizá hasta instigaron en el ardor político religioso que llevaban. ¿Cómplices? El llanto de la madre se expandió una vez más. Y al día siguiente, el incendio de la casa de una familiar de la víctima. ¿Coincidencia?

El asesino Abner no es más que un ejemplar de muchos dispuestos a «sacrificarse» por quien jamás se acordará por ninguno de sus fieles o tontos útiles.

Comparte:

Henry Petrie

El Círculo | ¿Por qué El Círculo? Porque representa la sabiduría infinita, el espíritu de la vida en movimiento constante e interacción creativa.

También te puede interesar

2 comentarios sobre «La Trinidad, confirmación del preludio»

  1. El poder embrutece muchas veces a los que están gobernando desde un cargo menor un cargo internet y un cargo superior se creen más que el pueblo y creen que el pueblo está obligado a servirle a ellos y no ellos se olvide al pueblo para los que ya se fueron designados a sus cargos recuerdo que muchas veces en la época de la guerra por determinadas razones mucha gente se lleva la contra por envidia por denuncias falsas por despegar las de robarle las tierras y también porque no quería morir jóvenes los obligaban a traer a llevar armamento haces a la Guerra sin ni siquiera haber entrenado es duro y es difícil lo que esta señora vivido en la actualidad yokono aproximadamente unas 50 familias entre el cuajo cayuli pantasma que han tenido que huir por amenazas que se le ha hecho persecución esa familia está en el monte ocultas algunos señores responsable de esa familias han tenido que armar para poder defenderlo pero son niños que han estado al intemperie eso me recuerda el caso de la armada Pineda que fue también vilipendiado me había usado por la guardia de su hermosa y este gobierno repite la misma forma de gobierno criminal que tenía somoza con la enorme diferencia que su hermosa es linda asesino contra estudiantes en León y éste han sido un contables y son incontables no son 500 yo creo que son muchos más estudiantes como los que han desaparecido en diferentes partes del país me he dado cuenta de muchachas que se fueron al exilio por frontera oyendo para Estados Unidos y desaparecieron en camino por causa del narcotráfico del trasiego de Vidas humanas por lo menos muchas veces uno dice me conformo con saber que está aquí pero la brutalidad y la bestialidad que ejercen algunos funcionarios que creen con el derecho de pisotearte de asesinarte decepcionarte tu vida y tu familia porque no pensás igual que ellos en este por el nido en este país está prohibido pensar en este país está prohibido expresar sus sentimientos hasta llorar se nos han prohibido hay que rebelarse contra esta terrible terrible gobierno que tiene todos los ribetes de un gobierno neofascista peor que el estilo de Adolfo Hitler

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!