4 diciembre, 2020

Iota ingresó, destruye y avanza hacia el norte del país

Iota en tierra a eso de las 9 de la noche, según el Centro Nacional de Huracanes

Nuevas Miradas

Tras su paso desastroso por Bilwi, cuyos daños serán visibles hasta este martes por la mañana, el huracán Iota bajó a categoría 4 pero a eso de las nueve de la noche hacía los primeros estragos en los enclaves mineros de Siuna, Rosita y Bonanza donde levantaba techos.

En Bilwi, las estructuras que habían quedado semidestruidas por el huracán ETA, el Iota las terminó de destruir, incluyendo techos de templos históricos de la Iglesia Católica; árboles caídos, postes del tendido eléctrico caídos.

Igualmente el hospital provisional que se había acondicionado para atender a los enfermos, fue afectado en su techo.

La vulnerabilidad de las estructuras como escuelas, iglesias y otros centros de aparente seguridad, estaban hacinados por evacuados a manos del sistema de protección ante desastres y otras instituciones como el Ejército de Nicaragua, unas 40 mil personas, según fuentes oficiales.

El Iota tras pasar el Triángulo Minero podría bajar a categoría 2 ó 1, sin embargo la cantidad de agua que va dejando a su paso provocará inundaciones.

En Siuna, los vientos del Iota arrancaron el techo del seminario menor de la Diócesis de este municipio.

Esta noche comenzó a llover más fuerte en varios departamentos del Pacífico y el Norte. En las comunidades adyacentes al río Coco se ha evacuado a centenares de familias, igualmente en río Bocay y Cua.

Igualmente en los alrededores del río Pantasma donde el alcalde Oscar Gadea habilitó un número de emergencia para atender las necesidades de los pobladores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!