4 diciembre, 2020

Nicaragua anegada por vasta estela de agua que va dejando el Iota

Este joven muestra cómo los vientos arrancaron el techo de una escuelita en una comunidad rural de Boaco, Nicaragua

Juan Ramón Huerta

Por lo menos un centenar de municipios del país registraban vientos de moderados a fuertes y una permanente llovizna al amanecer de este martes 17 de noviembre, mientras la obstrucción de las comunicaciones con una treintena de lugares, particularmente de las zonas más afectadas en el Caribe, impedían conocer los detalles del desastre dejado a su paso por el Iota que se convirtió en huracán categoría 1 con tendencia a onda tropical.

Según la radio caraceña Stereo Romance, las primeras víctimas ocurrieron cuando los niños Daniela Umaña Rodríguez, de 8 años, y David Umaña Rodríguez, de 11 , fueron arrastrados por las fuertes corrientes en la comunidad La Piñuela, en el municipio de Santa Teresa, jurisdicción del departamento de Carazo.

De acuerdo con la información, los menores perecieron ahogados por el desborde del río La Conquista y otros tres miembros de la misma familia están desaparecidos.

Los padres de los menores son Oscar Danilo Umaña y Fátima Rodríguez. Hasta el momento se desconocen mayores detalles sobre este lamentable hecho. Sinapred y Cruz Roja no han oficializado esta noticia.

Ríos crecidos en relativas proporciones, tanto en el Pacífico como en las profundidades montañosas del Norte de Nicaragua han dejado comunidades aisladas, algunas de ellas, poblaciones con marcadas destrucciones en sus techos e inundaciones.

Según el reporte de las 9 y media del Centro Nacional de Huracanes, los vientos del Iota eran fuertes, particularmente los que ocurren cerca del centro del meteoro, los que se extenderán a tierra adentro a través del norte del país.

Existen condiciones de tormenta tropical en el área neosegoviano de Nicaragua rumbo a Honduras.

Según el informe, las concentraciones de agua para los siguientes días serán: Honduras, norte de Nicaragua, sureste y central de Guatemala y el sur de Belice: 10 a 20 pulgadas (250 a 500 mm), con cantidades aisladas máximas de 30 pulgadas (750 mm).

El Salvador y Panamá: 4 a 8 pulgadas (100 a 200 mm), con cantidades aisladas máximas totales de 12 pulgadas (300 mm). Esta lluvia resultará en inundaciones repentinas y de ríos significantes y amenazantes a la vida, así como deslizamientos de lodo en áreas de terreno elevado.

El sur de Nicaragua y Costa Rica: 3 a 5 pulgadas (75 a 125 mm), con cantidades aisladas máximas de 10 pulgadas (250 mm).

Las marejadas generadas por Iota afectaran la mayoría de la

costa de América Central y la Península de Yucatán durante el próximo día mas o menos. Es probable que estas marejadas causen corrientes marinas amenazantes a la vida.

Ineter por su parte informó esta mañana que el Iota de categoría 1presenta vientos máximos sostenidos de 120 km/h, lo cual es el límite inferior de esta categoría (disminuyó en 15 kmh respecto del informe previo); se espera que antes de mediodía de hoy se degrade a Tormenta Tropical.

La mañana de este martes, el Iota se ubica a 40 kilómetros al Noroeste de San José de Bocay y a 45 km al Este de Siuna, aumentó su velocidad de traslación a 19 kmh (un incremento de 4 kmh respecto al informe previo), y avanza con rumbo Oeste.

Seguirá avanzando por los municipios de San José de Bocay y Wiwilí de Jinotega, muy probablemente como Tormenta Tropical; continuará transitando por el centro del departamento de Nueva Segovia, para salir a Honduras a través del municipio de Santa María.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!