8 marzo, 2021

Intereses mezquinos detrás del discurso de unidad

Foto de Onda Local / NM

María Teresa Blandón

 No basta la unidad para salir del régimen Ortega-Murillo afirmó en una reciente entrevista uno de los líderes de la Alianza Cívica, principal aliado de CxL.  Esta unidad podría deshacerse como ocurrió con la Unión Nacional Opositora en 1991, si no se asumen compromisos claros no solo con posible fórmula electoral de consenso, sino con el tipo de cambios que necesita el país.

En tal sentido nos parece llamativo que el expresidente del COSEP afirmara en entrevista con Articulo 66, dos cosas que a nuestro juicio no se apegan a la verdad.

La primera es que el modelo de consenso que los grandes empresarios acordaron con el régimen Ortega-Murillo fue exitoso y beneficio a todo el país, señalando como ejemplo el incremento de las exportaciones.

Desde su punto de vista, el único error cometido por los grandes empresarios, es no haber tomado en cuenta a la sociedad civil.

En este balance no se hace ninguna referencia al desempleo, subempleo, la mala calidad de la educación, el deterioro de los recursos naturales, entre muchas otras evidencias de un modelo clientelar, excluyente y cortoplacista.  Tampoco hizo ninguna referencia a la creciente concentración de poder, la corrupción y los sucesivos fraudes electorales.

La otra afirmación que llama la atención, tiene que ver con el proceso electoral en veremos. Según el expresidente del COSEP no existen condiciones para hacer mega encuestas o elecciones primarias que permitan identificar a la fórmula presidencial y candidaturas a diputaciones como como propone la Coalición Nacional, dado el contexto de asedio a los grupos de oposición.  ¿En tal caso, cómo es posible que esta alianza insista en ir a elecciones, si ni siquiera es posible contar con candidaturas respaldadas por la propia oposición? ¿No se tratará de un argumento más bien resbaladizo para imponer a sus propias candidaturas?

Así mismo afirma el líder de la empresa privada que más que aspirar a un programa de gobierno, lo mejor será consensuar un programa simple que se concentre en recuperar la institucionalidad en el ámbito electoral. Esto contrasta con la agenda de 20 puntos aprobada por la Unidad Nacional Azul y blanco; las propuestas de la Coalición Nacional en cuya construcción participaron más de 100 especialistas y la propia agenda de 10 puntos presentada por la Alianza Cívica.

No cabe duda que quienes defienden el esquema de consenso con el régimen Ortega-Murillo, que en su momento fue duramente criticado por la sociedad civil e incluso por prominentes empresarios de la región centroamericana, son los mismos que se han visto beneficiados con políticas de exención de impuestos, políticas de bajo salarios y licitaciones poco transparentes.

Por el contrario, quienes proponen cambios significativos en la agenda de un próximo gobierno son las organizaciones de la sociedad civil -ninguneadas tanto por el régimen, como por los grandes empresarios-, que trabajan con los grupos más afectados por las políticas monopólicas y excluyentes.

La falta de voluntad política de los grupos que se definen como oposición para dar pasos concretos hacia la unidad, no son un mero capricho de personalidades egocéntricas, son el reflejo de intereses diferentes e incluso contrapuestos.

Mientras unos continúan apostando al restablecimiento de un esquema que apunte al incremento de la producción y mano dura para gobernar; otros grupos de la sociedad civil ponen en primer lugar la justicia, el respeto a los derechos humanos, el crecimiento económico con equidad y la participación ciudadana sin exclusión.

El debate sobre condiciones propicias para ir a unas elecciones con el régimen; construcción de alianzas, programas de gobierno, selección de fórmulas presidenciales y para diputaciones, son campos en disputa que algunos intentan esconder tras falsos discursos unitarios; frente a los cuales debemos ofrecer transparencia y vocación democrática.

María Teresa Blandón

Palabras Francas | Para que no se las lleve el viento, columna semanal de María Teresa Blandón.

Ver todas las entradas de María Teresa Blandón →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!