14 junio, 2021

Es hora de la renovación e innovación política en Nicaragua, darle espacio a jóvenes que no tengan mañas, ni vicios

Foto tomada de El País / NM

“Para tener enemigos no hace falta declarar una guerra; solo basta decir lo que piensas”

Martin Luther King

Nicaragua entró de manera oficial al proceso electoral 2021 después de tres años de inestabilidad social, política y económica. No se logró formar un solo bloque opositor al gobierno, hay recriminaciones de las partes, se señalan responsabilidad, piense y luego decida, no se deje llevar por otros, usted responsable de lo que su conciencia le dicte

Julio César Guerrero Dias

El tema dominante en Nicaragua, durante la última semana ha sido el de la inscripción de alianzas políticas. No era necesario ser un experto, analista político para predecir cómo iba a ser el desenlace, lo lamentable fue que gran parte de la sociedad depositó confianza y esperanza en que posiblemente llegarían a unos acuerdo a pesar de las diferencias que existían.

A muchos, la inscripción de uno de los bloques opositores les cayó como agua fría, esto fue el reflejo de la forma en que todavía se hace política en nuestro país, política ancestral y lo mas preocupante, cavernaria.

Una vez consumado el hecho, la reacción de ambas partes fue recriminarse, lamentarse, y muy preocupados porque no se logró lo que se esperaba, los dimes y diretes, acusaciones y contra acusaciones ha sido la tónica de justificar la ineptitud, incapacidad, mediocridad, mezquindad de darle esperanza a los diferentes grupos sociales que piensan en otra opción política.

Las reacciones de estos grupos ha sido un poco airada, de desencanto, de calificaciones desfavorables, y donde ha quedado de una manera descubierta que los intereses personales, ambiciosos, de protagonismo están por encima de los intereses de la nación.

Ahora no vengan con el cuento que los culpables son otros, culpar a otros, si dicen que es el gobierno, es justificar su mediocridad política de todos, aquí nadie se salva, las voluntades desaparecieron por completo, se enfrascaron en discusiones banales, bizantinas, áridas sin sentido, perdieron el tiempo y se lo hicieron perder a aquellos ilusos que esperaban mas de ustedes, metafóricamente el árbol les perdió el bosque.

El tema de las coaliciones, alianzas o pactos aparece con luz propia en la vida de nuestra “democracia” siempre que el poder político se pone en juego mediante elecciones o votaciones.

Las negociaciones entre aquellos que van hacer parte de esas alianzas es la que al final determinan lo que les interesa a todos los participantes, todo esto al margen de un sinnúmero de personas que creen en ellos, eso siempre ha sido la práctica y se sigue manteniendo.

Las pasadas elecciones nacionales, municipales, y regionales autónomas han demostrado que las alianzas políticas, en todos sus planos, electorales, parlamentarias y gubernamentales son mecanismos legítimos para formar mayorías, elegir poderes ejecutivos y realizar determinados proyectos.

También, en un sentido contrario, las coaliciones sirven para evitar la formación de una mayoría, lograr la destitución de presidentes, alcaldes o funcionarios públicos y controlar la acción política de los gobiernos.

Hoy las alianzas y coaliciones son necesarias políticamente para formar gobiernos equilibrados para la gestión públicas y buena gobernanza, siempre y cuando todos los que pertenecieran a esa alianza tuvieran un independencia en la toma de decisiones, es decir fueran autónomos eso sería una real democracia, sin embargo los halagos, las prebendas, las promesas, los favores, los compromisos adquiridos son mas fuertes, en nuestro casos las alianzas han sido cómplices de la desgracia del país.

Ahora, en la mayoría de los países los procesos electorales que ya están establecidos constitucionalmente los intervalos de tiempo en que se van a desarrollar las elecciones, por lo tanto no es necesario que les recuerden.

Es una obligación de  los partidos políticos que con anticipación empiecen a organizarse y diseñar sus estrategias políticas metodológicas e iniciar los cabildeos respectivos para formar las coaliciones y alianzas, aunque sus visiones pueden ser diferentes.

Los articula un eje de trabajo común, alcanzar el poder político, porque solo existe un solo objetivo ganar, ganar, en ese sentido los participantes en estas coaliciones y alianzas de entrada no van aspirar a nada solo al trabajo político.

En nuestro caso fue todo lo contrario, primero se aspiró al deseo de ser el primero en la lista de aspirante al primer poder de la nación  y después me pongo a trabajar, esa fue la realidad.

Para todos es conocido que el problema primario fue el de no tener voluntades de todas las partes involucradas, todos se creían y siguen creyéndose que son los mejores, los únicos, los indispensables, y que nadie necesita de otros, lo que nunca identificaron es entrar en el razonamiento, poder identificar que es lo primero y que es lo después.

No todo puede ser primero, ni todo puede ser después, ni todas las cosas son iguales cada una tiene su tiempo, (la biblia Eclesiastés capítulo 3) es saludable leerlo.

Ahora la lucha por alcanzar el poder se torna mas difícil, la política es de visiones, predicciones, escenarios, actores, actrices, organizaciones, participantes, composiciones, estrategias, de conocer al adversario político que le gusta, que no le gusta.

Cuáles son sus debilidades, sus fortalezas, es actuar con sentido común, razonar, pensar, reflexionar fríamente frente a los acontecimientos, la política es una ciencia con teorías, conceptos, normas y leyes que regulan el quehacer político, la mayoría de nuestros actores políticos son intuitivos solo porque quieren ingresar a la política.

No se puede seguir pensando que ser político es sencillo y que cualquier prójimo puede hacerlo, no señores no es así, bueno aquí cualquier personaje se atreve según ellos a hacer política.

Las coaliciones de grupos políticos y sociales pueden convertirse en formas nacientes de organización social y de hecho inician con su acción un proceso que, a través de la reforma o el cambio, estabiliza nuevos formas organizativas que consagran su funcionamiento y objetivos.

Nuestra realidad nos ha dicho otra cosa la parte organizativa, de funcionamiento y objetivos son distintos, cuando cada grupo busca su ruta, eso quiere decir que los objetivos son diferentes, ¿porque  no se pudo encontrar la unidad dentro la diversidad? de hecho hubo múltiples factores para no lograrlo.

Lo que queda ahora es convencer a quienes apostaban al cambio a través de un solo bloque de oposición llámese coalición o alianza, pero lo mas interesante es que con dos bloques de oposición ¿dónde elegir?

Si al siete de  noviembre persiste esto, lo mas probable, usted como elector tiene una ecuación que tendrá que despejarla, vaya salga a votar es necesario para la democracia hágalo con conciencia plena, no se deje llevar por otros, la responsabilidad es de usted no del otro, aprenda a elegir qué es lo mejor entre las diferentes opciones que le han presentado.

Tanto en las democracias establecidas, como en las emergentes, los partidos en el poder y los partidos de oposición han formado coaliciones para aumentar su competitividad electoral, promover reformas democráticas, incrementar su influencia en la formulación de políticas, utilizar sus limitados recursos de una manera más eficaz y llegar a acuerdos sobre programas y planes de gobierno.

Pedirle eso a la oposición de nuestro país es imposible, nada tienen establecido, la seriedad para estar en interacción con la sociedad no se ha visto, solo mediante los show mediáticos, que pobreza de políticos y de hacer política, pero también no podemos pedirle lo que no tienen, como dice el refrán no podemos pedirles peras al olmo, esos son nuestros actores políticos.

Debemos de entender que tampoco es fácil formar una alianza política, el ciudadano común y corriente desde su espacio puede creer que solo es sentarse y discutir con todos los que conforman la coalición o alianza los tiempos apremian, estrangulan, cada grupo tiene sus propios intereses, es aquí donde debe prevalecer la sensatez y pensar que es lo mejor para la sociedad nacional.

En nuestro caso, si los acontecimientos acaecidos en el mes abril de 2018 marcaron las bases para construir, organizar y estructurar una nueva forma de enfrentar al poder por la vía electoral desde ese mismo momento se hubiesen enfrascado en el trabajo político para la conquista del poder, ¿qué fue lo que pasó?

Pienso que les gustaba el protagonismo mediático, reuniones, salones, hoteles , abrazos y besos con personajes, viajes al exterior, haciendo lobby con políticos de otros países, como que eso era lo único y mas importante que lo que pasaba en nuestro territorio, ¿que han conseguido? comunicado, pronunciamiento, sanciones ¿se conforman con eso?, ¿siente que han hecho mucho? ¿ustedes mismo no se creen? quien sabe, pero el país sigue de la misma manera al menos eso es lo yo veo, pero debo de reconocer que algunos lo miran diferente, ahora.

Si bien las coaliciones han ayudado a avanzar en la competencia democrática y la gobernabilidad, los partidos también han formado alianzas para disfrutar las bondades del cargo sin considerar políticas orientadas a mejorar los resultados socioeconómicos de la mayor cantidad posible de ciudadanos, con las inscripciones de estos posible bloques de oposición.

La suspicacia está latente porque como la política en nuestro país se ha jugado históricamente en la oscuridad, sin  iluminación y sin público, pues las especulaciones han salido a relucir cuál de los dos bloque es el que conviene al gobierno, para trabajar con ellos, ¿será verdad?

Incluso cuando sus intenciones son buenas, las coaliciones presentan inherentemente una serie de desafíos para los partidos miembros a medida que intentan mantener su propia identidad como partido y a la vez respetar sus obligaciones con los aliados en la coalición, desarrollar mecanismos de coordinación entre los aliados en la coalición y comunicar los objetivos y logros.

Los miembros y el público en general, ya las intenciones de buena voluntad de nada sirve, lo que habla son los hechos, la biblia dice por su frutos los conoceréis, pues ahí los tienen.

Por otro lado, la extinción de la causa de la coalición condiciona enormemente su mantenimiento, de cualquier modo, las alianzas son efímeras si no llegan a un marco de vida asumido por todos los elementos del nuevo grupo social, ya sea en el poder o en la oposición.

Duverger comienza por atender su permanencia distinguiendo coaliciones efímeras y durables las primeras mantienen un cierto grado de desorganización y provisionalidad, su único objetivo es obtener ventajas del sistema electoral, derribar un gobierno o sostenerlo, al contrario, las durables presentan una sólida estructura organizativa y constituyen una especie de superpartido, ¿cuál de estas dos es la que tenemos?

El partido que ha gobernado en dos momentos históricos nuestro país 1979 – 1990 primer periodo 2007 – 2021 que es el Frente Sandinista de Liberación, base de la alianza Unida Nicaragua Triunfa, nadie puede negar que es el partido alianza que mejor estructura y nivel organizativo tiene, por supuesto que saca ventajas por los recursos recursos del Estado, que constitucionalmente no debería tomar ventaja como partido.

Por otro lado, podemos compartir algunas reflexiones e ideas breves o mas bien descripciones de algunos conceptos principales en la construcción de coaliciones.

En primer lugar, las coaliciones tienen tanto ventajas como desventajas y los partidos políticos necesitan tomar medidas para maximizar los beneficios potenciales y mitigar los riesgos que implican.

En segundo lugar, el contexto es importante porque determina las opciones que tienen los partidos para la construcción de coaliciones e influye en la manera en que estas se comportan, el análisis previo del conocimiento que se tenga de los que quieren pertenecer a la coalición o alianza es lo que permite en primer lugar entrar en el diálogo.

En tercer lugar, a lo largo del proceso de construcción de coaliciones, los partidos necesitan herramientas y mecanismos para la comunicación, la consulta, el consenso y el compromiso, en el caso de los llamados grupos de oposición ellos hablaban entre sí, y ni así se pudieron comunicar es una lástima que hayan perdido esa oportunidad, ¿tendrán otra? ¿se cerró el telón? comunicarse es una condición para el éxito, no se pudo.

En cuarto lugar, el proceso de construcción de coaliciones se puede dividir en cinco pasos principales, desarrollar una estrategia de partido, negociar una coalición, comenzar el proceso, trabajar en coalición, e identificar las lecciones aprendidas.

¿Hasta cuándo esperar? creo que es hora de la renovación e innovación política en nuestro país, denle oportunidades a aquellos jóvenes que no tengan mañas, ni vicios políticos que quieran trabajar verdaderamente por Nicaragua, renuncien a seguir haciendo política de esta forma, son las mismas caras, los mismos discursos anquilosados que para el cambio de época que vivimos son insuficientes.

Julio César Guerrero Días

El ágora nica | Desde la antigua Roma, el espacio público sigue siendo el más idóneo y transparente para el debate.

Ver todas las entradas de Julio César Guerrero Días →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!