4 diciembre, 2021

Alta tensión y Carazo muestra su pulso horas antes de las votaciones

 

Colaboración para Nuevas Miradas

Horas antes de las votaciones en Nicaragua se vive un ambiente de una disimulada normalidad, poca circulación de vehículos, nerviosismo en algunos sectores; en otros expectativas, incertidumbre en otros.

En Carazo no se sabe qué pasará durante y después de las votaciones previstas para este domingo 7 de noviembre. Los  caraceños buscan lugares seguros debido a que en el departamento circulan civiles de vigilancia progobierno y policías.

En un sondeo realizado en las ciudades de Diriamba, Jinotepe y Dolores, la mayoría de las personas entrevistadas concuerda en que se quedarán en casa.

“La verdad es que no hay opciones políticas para elegir, todos los candidatos y líderes de oposición están encarcelados y todos los trabajadores del Estado prácticamente están obligados a votar”, dijo una diriambina quien pidió omitir su identidad por temor a represalias.

Otro caraceño originario de la ciudad de Jinotepe- bajo anonimato- apunta que estas votaciones no son creíbles y que no hay entusiasmo por los resultados porque según dice, ya se conocen de previo. “No hay confianza en nada porque estamos viendo como se están aferrando al poder, negando a muchos nicaragüenses el derecho al voto seguro y confiable, siendo el pueblo nicaragüense el más afectado”

Carazo fue uno de los departamentos que más afectados se vio por la represión estatal. Más de 10 jóvenes opositores y estudiantes fueron asesinados a manos de policías y paramilitares el pasado 8 de julio del año 2018 en la sangrienta “Operación limpieza”.

Negocios estarán cerrados este domingo.

Como medida de seguridad muchos dueños de negocios están optando por no abrir este domingo, ya que según ellos perciben un ambiente de inseguridad de parte las autoridades municipales y departamentales.

“Yo prefiero cerrar mi venta, aunque no gane ese día, porque lo que aquí se siente es un ambiente bien feo, pesado y pues como ya sabemos quién va a ganar, a uno le cuestan sus cosas como para que venga otro a querer hacerle daño a uno, porque aquí es terrible unos andan en el alboroto, pero otros andan robando y aquí no hay ni dónde quejarse”, dijo una comerciante de la ciudad de Dolores.

Asimismo, opina un comerciante de comida rápida, quien vende en el mercado municipal Manuel de Jesús Rivera “La Mascota” de la ciudad de Diriamba. Relata que él no siente miedo, porque sabe que todo ya está bien organizado y que todos los opositores están en el exilio, pero ante tanta especulación prefiere irse de paseo con su familia a las playas de la ciudad, ya que no siente deseos de ejercer su derecho al voto y prefiere estar lejos del bullicio de la gente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!