4 diciembre, 2021

¿Crecimiento económico en 2021?

Francisco Samper Blanco (*)

De conformidad a los datos del Banco Central de Nicaragua (BCN), el Producto Interno Bruto (PIB) real en el año2017 se ubicó en C$186,133 millones de córdobas de 2006, o sea es medido en córdobas constantes el cual es ajustado por el efecto inflacionario.

Para el año 2020 el PIB real fue estimando por el BCN en C$169,838.0 millones de córdobas de 2006. Para alcanzar el mismo nivel de 2017 el PIB requiere un crecimiento real de 9.6%. ¿Y cuál es la estimación de crecimiento real del PIB para 2021? Existen diferentes estimaciones. Observemos.

1.- En primer lugar, las estimaciones oficiales. Según el presidente del BCN y el ministro de Hacienda y Crédito Público la economía tendrá un crecimiento real de un 6 a 8 por ciento. ¿Será posible? Si bien es cierto que el primer semestre de 2021, la economía creció 9.86 por ciento respecto del primer semestre de 2020, considero que es poco probable que se logre el crecimiento estimado por los personeros económicos del oficialismo.

La desaceleración económica por efectos del rebrote de la pandemia en el tercer trimestre del año, el entorno económico internacional desfavorable que atraviesa una crisis en la cadena de suministros, crisis energética y el alza inusitada del precio de petróleo; y el problema político interno agravado por la reciente aprobación de la Ley Renacer, son los factores que están en contraposición de ese “salto con garrocha” que estiman dichos personeros.

Adicionalmente, señalemos que el BCN y el Ministerio de Hacienda y Crédito Público aún no han actualizado los datos e informes económicos, por lo que no es posible corroborar las estimaciones antes mencionadas. Por ejemplo, aún no se ha publicado el Proyecto de Presupuesto General de la República 2022, el Informe de ejecución presupuestaria del tercer trimestre de 2021, entre otros.

Anotemos, aunque se diera ese “crecimiento” –que es poco viable-  no se logra el nivel económico de 2017, por tanto, no se puede hablar directamente de crecimiento sino, más bien que se daría lo que se conoce en el argot económico como “efecto rebote”, es decir, recuperar un poco de lo que se ha perdido.

2.-Por su parte, el Banco Mundial estima un crecimiento de 5.5 por ciento, cifra que está muy por debajo del nivel alcanzado en el año 2017.

3.-Finalmente, tenemos la estimación de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, CEPAL, estima una proyección de crecimiento de 2.5 por ciento, siendo la menor de las estimaciones.

En ese maremágnum de conjeturas y estimaciones, lo cierto es que hay un dato “duro” como dirían los estadísticos y es la cantidad de afiliados del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS).

Según el BCN, para diciembre de 2017 los asegurados activos del INSS se ubicó en 913,797, para septiembre de 2021 fue de 756, 152 afiliados, o sea, una disminución de 157, 645 afiliados, equivalente a un decrecimiento de 17.25 por ciento. Este es un dato muy correlacionado con el comportamiento de la economía y nos muestra una foto sobre la salud económica. En verdad que estamos muy lejos de los niveles de 2017.

(*) Economista y abogado

Francisco Samper Blanco

Seguridad Social y otros temasColumna semanal que se publicará los días martes donde se analizan los problemas de la Seguridad Social en el país y temas específicos derivados del mismo. Se pretende abordar hechos de actualidad económica y jurídica que permita a los lectores elaborar sus propios juicios de valor.

Ver todas las entradas de Francisco Samper Blanco →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!