4 diciembre, 2021

Hubo votaciones pero no competitividad

“Los hombres pueden hacer leyes para poner trabas y obstaculizar la votación, pero no pueden impedir o retardar el crecimiento y la maduración de nuestra conciencia.”

Booker Taliaferro Washington

Julio César Guerrero Dias

Nicaragua vuelve estar en el ojo del huracán de la política exterior por este proceso electoral, la reflexión viene en hacerse las siguientes preguntas ¿por qué Nicaragua? o ¿es que en otros países todo es correcto cuando hay elecciones? y ¿por qué los policías y jueces del mundo no dicen nada cuando hay problemas de esta naturaleza en otros países?

¿Quién les ha dado derecho de decir esto es así o no es así? y a estos dueños del mundo quien les dice algo cuando suceden acontecimientos políticos, sociales y económicos en su nación ¿quiénes los vigilan a ellos? o ¿es que sus sistemas electorales son perfectos?

Solo en Estado Unidos el que recibe mas votos no es el presidente, y ¿quién les dice algo?, ¿quién se mete con ellos? ¿a usted como persona le gusta que lo vigile otro y que le diga que y como debe hacer las cosas? ¿le gusta que en su casa interfiera otro ajeno a su familia? solo son interrogantes que usted mismo se las pueda responder de acuerdo a su condicionamiento interno o externo.

Cada país tiene su propio sistema electoral, leyes y normas que regulan el quehacer de hacer política desde las instituciones políticas a unos les parece bueno a otros no les parece a algunos grupos de la sociedad civil también están de acuerdo y otros en desacuerdo se supone que  las elecciones desempeñan en el sistema político una triple función, a las elecciones se atribuye justamente la capacidad de ofrecer el reflejo periódico de las aspiraciones y demandas de los diversos componentes de la comunidad, eso es en teoría la realidad nos dice otro cosa y no solo aquí si no en todas partes cuando hay estos procesos.

De ahí la organización del proceso electoral con atención a rasgos territoriales que permitan la expresión de intereses vinculados a zonas diversas de una misma unidad política, de ahí también el acceso a la contienda electoral de sectores de base socioeconómica, religiosa o ideológica que llevan sus demandas parciales al escenario político global.

Si tomamos como referentes nuestras elecciones cada uno de los candidatos de los partidos participantes propusieron algunas ideas que aplicaría si lograban ser presidente algunos obispos compartieron sus ideas y opiniones acerca del proceso electoral.

Personalmente no me sorprendo, creo que tienen derecho como ciudadano ellos también tienen su preferencias ideológicas o comulgan con un personaje  por que asustarse o incomodarse esto no es nuevo siempre ha pasado y seguirá pasando o es que cree usted que son apolíticos, neutrales o no les interesa quien va a gobernar, de todas manera si usted cree que son los ungidos por Dios y que no se equivocan tendrá sus razones para creerlo, se le respeta.

La formulación, contradicción y síntesis de tales demandas se observa por medio de las propuestas programáticas de los partidos y de los candidatos como intermediarios y representantes, incluidas en alguna medida las tendencias minoritarias, lamentablemente no logramos identificar cuáles fueron sus propuestas de programa de gobierno de cada participante.

También corresponde a las elecciones la selección directa de quiénes van a ostentar temporalmente la responsabilidad ejecutiva del gobierno. Los cargos o puestos sujetos a decisión electoral no son siempre los mismos en los distintos sistemas democráticos.

Pero, sea que la elección tenga como objetivo la designación de órganos colectivos parlamentos, asambleas, consejos o personales, presidentes, alcaldes, sea que la elección se desarrolle en el nivel político global de Estado o parcial regional, municipal, la incidencia última de la consulta electoral será la determinación de qué ciudadanos van a ocupar por un período determinado las funciones previstas en las disposiciones constitucionales de cada país.

De este modo y como efecto simétrico se asegura, además, la remoción de los que pierden la confianza de los electores, estableciendo la renovación pacífica de los dirigentes políticos.

Las elecciones constituyen un potente mecanismo de legitimación del orden político establecido. Ofrecen, en primer lugar, la oportunidad de demostrar con una conducta pública y simultánea el sentido de pertenencia a una determinada comunidad política: por medio del voto se expresa esta identificación de cada uno, con el candidato y partido de preferencia.

En segundo lugar, se añade a esta identificación colectiva la justificación no de cualquier orden político, sino del orden político democrático.

La comunidad no reconoce otro origen de la autoridad que la decisión libre y periódicamente expresada de la ciudadanía por medio de las elecciones competitivas, en el caso nuestro de acuerdo a los resultados oficiales demuestra que no hubo competencia alguna, con oportunidad de intervención para todos, hubo elecciones, pero no competitividad, desde el punto de vista político le puede restar confiabilidad al proceso, solo es mi opinión quizás acertada o desacertada ya que no soy un experto en nada, mucho menos político es mi punto de vista como ciudadano.

La elección es, pues, un momento particularmente fuente de afirmación simbólica: toda la retórica y el ritual que la acompañan subrayan su función legitimadora, a la que se someten incluso ciudadanos que manifiestan actitudes mas o menos escépticas o incluso cínica, respecto de la capacidad del sistema democrático.

La elección como mecanismo de designación de gobernantes se basa en el procesamiento de votos individuales. El voto es, pues, el deseo o preferencia formulada en favor de una determinada candidatura personal o de partido. Así pues, se traía en principio de una decisión individual adoptada por un ciudadano en el uso de sus derechos y con arreglo a sus capacidades intelectuales y volitivas.

Se trata, además, de un acto masivo, secreto, seriado y registrado. Tales características importarán mucho, tanto en la definición de las estrategias de investigación, como en la elaboración de modelos explicativos, que constituyen el objetivo central de la amplia acumulación de estudios electorales desarrollados desde perspectivas disciplinares diferentes a partir de finales del siglo pasado este siglo XXI.

Lo anterior ha traído toda una información de análisis y reflexión acerca de estos procesos que se han desarrollado en todas partes del mundo criticado algunos procesos y legitimados otros a partir de las diferentes variables que son las involucradas en dichos procesos, tales como el sistema político que impera, los partidos políticos, la institución que organiza y planifica dicho proceso, la participación ciudadana, los candidatos  y por supuesto la información que recibe la sociedad a través de los diferentes medios de comunicación.

Cada vez que hayan procesos electorales aquí y en otras partes estará siempre latente la legitimidad de dichos procesos una legitimidad que son otros los que avalan dicha legitimidad, y si esos otros dicen que son legitima a nivel interno repiten el discurso, y se le suman otros países, los policías y jueces del mundo lo encabeza Estado Unidos ahora se le suma la Unión Europea si ellos dicen así es, entonces algunos estadista bajan la cabeza y dicen sí señor y se suman a decir la misma cantaleta, solo esperan la señal de sus aliados, que pobreza de políticos y por qué no decirlo de otros sectores de la sociedad civil, que gozan con las sanciones aplicadas a nuestro país, no entienden que las sanciones es para los sectores mas vulnerables.

Para quienes viven de su trabajo, a los que se han enriquecido por diferentes causas, ellos se ríen de las sanciones o es que usted no los mira como andan, ellos tienen asegurado el resto de si vida para vivir bien, ¿usted la tiene? al menos yo no la tengo, creo que los primeros responsables de estar como estamos para algunos bien que son pocos, para otros mal que es la mayoría, somos nosotros los responsables.

Hemos sido incapaces como sociedad civil, de ponernos de acuerdo que queremos y como queremos que se hagan las cosas, ahora que ya todos está dicho, que podemos hacer dentro del marco jurídico, siempre recuerdo una frase célebre del padre Xabier Gorostiaga, protesta con propuesta, respetando el derecho de todos.

El país y la vida cotidiana va a continuar con sanciones o sin sanciones el tiempo no se detiene, mi filosofía es que somos nosotros los nicaragüenses los que debemos de decidir hacia dónde queremos ir, pedir que nos ayuden es porque somos incapaces de resolver nuestros problemas habla mal de nosotros, y cuando digo pedir ayuda me refiero a todos los que han hecho de nuestro país un laboratorio de política exterior.

Opinar sobre temas de esta naturaleza resulta molesto para algunos no es mi intención molestar a nadie estoy claro que me etiquetarán y me calificarán está con este o está con aquel, les comparto no tengo bandos políticos no me interesa, solo quiero que nuestra sociedad sea mejor, socializo mis ideas de manera libre solo con mis condicionamientos internos, tampoco me interesa persuadir o convencer a nadie, ya que son dos conceptos diferentes, hago referencia a una expresión de un buen amigo, me responsabilizo por lo que escribo, pero no me responsabilizo como los lectores lo interpretan, respeto todas las ideas aunque algunas no las comparto jamás he calificado ni hago juicio de valor hacia alguien, de todas manera considero necesario plantear miradas, reflexiones y voces en un contexto como el que estamos viviendo, usted es el dueño de su verdad.

No esperemos, ni imploremos, no mendiguemos desde el punto de visto político que estos policías y jueces del mundo vengan desde afuera a ponernos condiciones, estos poderosos de la tierra cuando tienen interés de cambio de un país es por tres razones, no solo aquí, en todas partes del mundo ha pasado y seguirá pasando primero por sus recursos naturales, segundo por el espacio estratégico geográfico donde está ubicado y en tercer lugar porque no comulgan con la filosofía de los que dirigen ese estado, la responsabilidad es nuestra no de los otros.

“El futuro nos reserva algo mejor, siempre que tengamos el valor de seguir intentándolo, seguir trabajando, seguir luchando” Barack Obama

Julio César Guerrero Días

El ágora nica | Desde la antigua Roma, el espacio público sigue siendo el más idóneo y transparente para el debate.

Ver todas las entradas de Julio César Guerrero Días →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!