19 enero, 2022

Rectoría de la Uhispam recurre al Consejo Nacional de Universidades para conocer el destino de sus estudiantes

Especial para Nuevas Miradas

Un día después de que el gobierno a través de la Asamblea Nacional cancelara la personalidad jurídica a la Universidad Hispanoamericana, Uhispam, decenas de estudiantes de las sedes Jinotepe, Carazo; y Rivas permanecen en las afueras de los edificios de dicha universidad para conocer sobre su futuro académico.

La mayoría de estudiantes se encontraba indignada ante la falta de respuesta de las autoridades académicas y la suspensión de servicios que les facilitaría buscar otra universidad donde seguir cursando sus estudios profesionales, aunque la información que lograban obtener es que las autoridades estaban negociando con los representantes del Consejo Nacional de Universidades, CNU, para ver en cuánto tiempo les entregan el certificado de notas lo que les permitirá ingresar a otras universidades, aseguró uno de los estudiantes afectado.

 “No hay fecha para certificados de notas y nosotros necesitamos que nos lo den para buscar una universidad donde convalidar las clases, yo pagaba 21 dólares mensuales y ya había pagado inscripciones de clases, que hasta nuevo aviso dice y me voy a como vine”, lamenta Jordan Parrales estudiantes de la carrera de Administración  de Empresas.

Se buscó reacciones de las autoridades pero a través del personal de seguridad se nos remitió a la sede principal en Managua para obtener más detalles sobre la situación que enfrentan y qué pasará con estos jóvenes que buscaban profesionalizarse.

En Masaya quedan “vestidos y alborotados”

De acuerdo con declaraciones ofrecidas por estudiantes del recinto de Masaya, para este miércoles 16 de diciembre, estaba programada la ceremonia de graduación para todas las carreras, pero con toda esta situación esta fue suspendida.

El gasto para este tipo de eventos es muy alto, por lo que hay indignación sobre lo sucedido, además que muchos ya estaban ilusionados con culminar esta importante etapa de su vida profesional, sin embargo ahora no saben si les darán el título y si este será válido.

“Es injusto, nosotros no tenemos culpa de los problemas que ellos estén pasando y aquí los perjudicados somos nosotros los estudiantes y nuestros padres de familia que con sacrificio pagan la universidad para que nosotros podamos ser profesionales y aportar la país”, dijo un joven estudiante del último año de la carrera de psicología de esa sede.

“Esperamos y confiamos en Dios en que el CNU pueda dar respuesta porque no queremos quedar en el aire y que todo lo que hemos invertido sea en vano”, dijo otro estudiante que buscaba respuesta en la universidad.

Rivas: personal llora 

En la sede de la Uhispam ubicada en Rivas más de un centenar de estudiantes se aglomeró en busca de información, pero los portones permanecieron cerrados. Algunos de los angustiados jóvenes aseguraron que vieron al personal administrativo llorando por los acontecimientos que ahora los dejan en el desempleo.

“Es una lástima lo que está pasando”, dice Armando Aguilar, graduado de la Uhispam Rivas y a quien solo le faltaba gestionar la entrega de su título universitario.

“Es una injusticia, nosotros no venimos aquí en son de violencia, en son de venir con bravura, pero sí a exigir respuesta, así como ellos nos cobraban un examen tarde, así como nos cobraban mora cuando quedábamos mal en las mensualidades, así venimos nosotros a exigir nuestros derechos”, aseguró el joven.

Bryan Aguirre, estaba por culminar su cuarto año de derecho en esa sede y dice que se “quedaron desconcertados, porque hemos hecho muchos sacrificios para seguir estudiando”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!