19 enero, 2022

Un artesano masaya que construye instrumentos de cuerda con melodiosa tradición

Sergio Zepeda, exvocalista de la agrupación  nicaragüense Macolla y heredero del oficio de hacer guitarras en la ciudad de Masaya. Cortesía / NM

Es uno de los últimos luthier de esta ciudad, su trayectoria musical y sus manos laboriosas que multiplican diferentes instrumentos musicales de cuerdas, lo convierten en una referencia de perseverancia y empeño 

 Especial para Nuevas Miradas

Cuando los primeros rayos del sol se comienzan a filtrar entre las rendijas de un pequeño taller en Masaya, se logran distinguir las figuras de dos personas que cortan, pulen y pegan pedazos de madera.

Es un lugar donde se multiplican diferentes instrumentos de cuerdas, un oficio que se ha transmitido  de generación en generación. En este cuarto el aserrín vuela y la sierra eléctrica se escucha insistente. Es el taller de Guitarras Zepeda, cuyo propietario es Sergio Zepeda, exvocalista de la agrupación  nicaragüense Macolla, quien ha heredado el oficio de hacer guitarras en esta ciudad.

De este taller no solo salen nuevas piezas, sino que le vuelven a dar vida a algún instrumento que esté dañado, al mejor estilo de una buena cirugía.

Una oficio de generación a generación

Zepeda es la tercera generación de luthier (reparadores de instrumentos de cuerda) que fue iniciada por su abuelo cuyo taller ha estado en diferentes lugares como Honduras, El Salvador, Managua y actualmente en Masaya.

“A nosotros nos ha dado valor la experiencia y lo que nos diferencia son las plantillas y las formas en que están construidos los diferentes instrumentos como las guitarras, requintos, mandolinas, charangos, entre otros. Las plantillas de cada uno de estos instrumentos son propias y las mantenemos desde la primera generación”, asegura Zepeda.

 

Maderas preciosas

“Generalmente nosotros trabajamos con madera de caoba del lado del norte (de Nicaragua) porque es suave y por eso la trabajamos a mano, porque la caoba del Pacífico es muy dura para hacer artesanías. Nosotros nos esmeramos en la calidad de los instrumentos, porque a parte de usar madera nacional, también utilizamos diferentes tipos de materiales extranjeros, por ejemplo traemos tapas de cedro de Canadá, diapasón y puente de ébano africano, palo de rosa de la India”, relata el artesano.

En este taller enormes piezas de madera se convierten en guitarras, requintos, ukeleles, mandolinas, tres cubanos, cuatro puertoriqueño, guitarrillas nacionales que se utiliza para acompañar las marimbas, guitarras para niños y cualquier cosa parecida que los clientes le demanden.

Covid 19 les “tocó un mal son”

El momento más bajo que les tocó vivir fue durante la crisis sanitaria generada por la pandemia del Covid 19, porque las ventas fueron mermando poco a poco debido a que este negocio depende mayoritariamente de la gente extranjera que acostumbra visitar este taller y entonar el instrumento que se van a llevar.

“Los nacionales vienen por alguna reparación de sus instrumentos o instrumentos de una cierta calidad, pero los extranjeros siempre buscan el top o sea la mejor calidad, de modo que el Covid 19 nos ha afectado no solo a nosotros, sino a todos los artesanos, en nuestro caso las ventas se nos bajaron entre un 70 a 80 por ciento”, estimó.

“Otras de las dificultades que hemos tenido es en los accesorios, porque aquí no se hacen, de tal manera que tenemos que mandarlos a traer cuando nuestros proveedores nacionales no los tienen, entonces tenemos que buscar otras alternativas en el extranjero”, continuó.

Nuevo proyecto musical

Actualmente este reconocido artista nicaragüense, no solo se ha quedado en el oficio de elaboración de instrumentos de cuerda, sino que también ha incursionado en un reciente proyecto con una nueva agrupación musical. “Yo fui músico hace muchos años, entonces estoy tratando de retornar nuevamente eso, esperemos que en un futuro les tenga buena noticia, pienso que para Semana Santa de este año ya estaremos saliendo, el grupo se llama Mantra Sound, en donde voy a ser uno de los vocalistas y vamos a tocar los temas que todo el mundo conoce desde hace 30 o 40 años”, adelantó.

Mensaje a emprendedores

Desde su pequeño taller, este músico y artesano masaya, anima a los emprendedores de Nicaragua a que “sigan adelante a pesar de las adversidades, hay que echarle ganas, buscar alternativas siempre relacionada a lo que nosotros hacemos, a la artesanía, ya sea de consumo nacional o buscar la manera de cómo sacar el producto para venderlo afuera. Para cualquier pedido, nos encontramos de los semáforos de Unión Fenosa (Masaya), 200 metros al oeste, y el contacto es 8883-0260”, detalló el músico y artesano.

Con amor y esmero surgen cada una de los instrumentos musicales de cuerda que este artesano elabora. Cortesía / NM

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!