24 mayo, 2022

Los ulwas, pueblo ancestral perseguido por los españoles se asentaron en Karawala y ahora que luchan por su idioma

Los ulwas reviven sus danzas ancestrales y las tradiciones que han caracterizado a sus antepasados. Cortesía / NM

Especial para Nuevas Miradas

Recientemente los pueblos ulwas, asentados en la comunidad de Karawala en el municipio de la Desembocadura de Río Grande, en la Región Autónoma de la Costa Caribe Sur, (RACCS), conmemoraron 169 años de lucha constante por el rescate a sus costumbres, ideología y raíces, sus vivencias y tradiciones son parte de la rica cultural del caribe nicaragüense.

Todos los años, un 6 de mayo, los ulwas celebran su llegada al territorio de Karawala. Muchos de ellos vivían en Chontales y Matagalpa, se dedicaban a la pesca, la caza y la agricultura para sobrevivir. Desde que se establecieron en Karawala se han concentrado en rescatar sus tradiciones y su lengua, mismas que se han ido perdiendo al adoptar otras culturas existentes en el caribe.

“Los ulwas son las etnias que vinieron por el lado norte de Matagalpa. Fueron perseguidos por los españoles, según la historia y hemos tratado de sobrevivir en esta zona”, asegura un comunitario.

Los ulwas eran dirigidos por un líder llamado el ‘Zuquia’ quien poseía diferentes dones, se denominaba como el tomador de decisiones en la comunidad.

Mantener su lengua materna es un reto para esta comunidad. Cortesía / NM

Ulwas únicos en el mundo 

La cultura indígena es sinónimo de bailes, danzas ancestrales y una lengua muy propia de la etnia. Un pueblo religioso que según historiadores se originó con la llegada de siete familias ulwas a la comunidad de Karawala y ahora representan gran parte de la población de las seis etnias que convergen en la costa caribe de Nicaragua.

“A través de esta fiesta y estas actividades estamos revitalizando nuestra cultura, las tradiciones, las costumbres que tenían nuestros antepasados. Los ulwas, después del establecimiento de siete familias, se han aumentado hasta el día de hoy, vivimos en Karawala y somos únicos en el mundo”, asevera otro comunitario que participaba en las celebraciones de aniversario.

Una de sus tradiciones más conocidas es la danza del ‘awawak’, que realizan siete ancianos que representan a las familias fundadoras de la comunidad en Karawala.

Cada anciano lleva una vestimenta diferente, que generalmente es de muchos colores, se puede apreciar uno con piel de tigre, los otros varían su atuendo con tejidos de bejucos, taparrabos de hojas de palma, cáscaras de corteza de árbol, hojas de palma, plumas de aves y también se cubren de barro.

Todos bailan al son de instrumentos rústicos y hacen demostraciones de cómo cultivaban la tierra y realizaban la caza.

Temen perder su lengua 

La pérdida de su lengua materna preocupa a la comunidad puesto que se practica más el mískitu, creole y español, predominando así otras etnias por medio del mestizaje en el caribe.

Las universidades Bicu y Uraccan han apostado al rescate de la cultura de cada pueblo priorizando su lengua, dialecto y costumbres a través de cursos de idiomas, sin embargo, se requiere emplear estrategias para promover la revitalización y evitar la pérdida de la misma.

“Un mensaje al pueblo Ulwa de Karawala, tratemos de fortalecer nuestras raíces, hablar el idioma, podemos celebrar año tras año pero tenemos que fortalecer el idioma” dice uno miembro de la comunidad.

Karawala se ubica a unos 104 kilómetros de Bluefields y la ruta de viaje es por medio de lanchas rápidas.

Este año conmemoraron 169 años de haberse asentado en la zona de Karawala, Región Autónoma de la Costa Caribe Sur, (RACCS).

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!