7 julio, 2022

Niña con cáncer también desafía a la extrema pobreza desde una improvisada hamaca en las montañas de Jinotega

Vilma del Socorro Briones Arvizú fue diagnosticada con la enfermedad linfoma de Hodgkin a sus cuatro años de edad, aún sigue dando la batalla por la vida. Fotos cortesía: Fundación Mi Corazón es tu Corazón / NM

Vilma del Socorro Briones Arvizú es una niña que habita en una de las zonas más alejadas de Jinotega. Cuando ella tenía 6 años de edad fue desahuciada pero ha continuado luchando por su vida durante 5 años más en medio de extremas condiciones de pobreza

Especial para Nuevas Miradas

Cuatro años de edad tenía la niña Vilma del Socorro Briones Arvizú cuando fue diagnosticada con la enfermedad linfoma de Hodgkin, un tipo de cáncer que le ocasiona intensos dolores y constantes fiebres y estaba en etapa terminal, por lo que a sus seis años la menor fue desahuciada por los médicos que la atendían.

No obstante, han transcurrido casi 5 años desde ese diagnóstico y ella sigue aferrándose a su vida. Ya cumplió 11 años de edad y 7 de lucha contra este tipo de cáncer.

Briones y sus padres viven en la comunidad Santa Teresita, municipio de Pantasma, departamento de Jinotega, enfrenta no sólo los severos padecimientos del cáncer, sino extrema pobreza ya que incluso, la niña debe dormir en una hamaca al no contar con una cama.

Esta es la casita donde habita la niña Vilma Briones junto con sus padres.

Los padres de Vilma Briones son Dagoberto Briones y Apolonia Arvizú, solicitan una cama, colchón, cobijas, almohadas y la niña también sueña con un rompecabezas como regalo de cumpleaños, expresa su papá.

Ante la difícil situación de esta familia, la Fundación Mi Corazón es tu Corazón, de Jinotega, promovió un colecta a través de las redes sociales con el objetivo de encontrar apoyo para la niña y sus padres, además, tienen la fe de que Dios puede hacer un milagro y que se logre la sanación de la niña, a pesar de los diagnósticos médicos.

Nery Giovanni Altamirano Gutiérrez, miembro de la Fundación Mi Corazón es tu Corazón, comentó que “la niña también necesita leche Pediasure, alimentos como frijoles, arroz, aceite, avena, jugos, galletas y demás víveres”.

Altamirano añadió que “esta familia vive en una casa muy pequeña, construida con láminas de zinc, tal como se aprecia en varias fotografías, por lo que también sería de gran ayuda poder mejorar las condiciones de su hogar”.

Los padres de Briones no tienen celular, por lo que si usted puede colaborar en esta iniciativa comuníquese con Nery Giovanni Altamirano a través del número 5864-7568.

La niña Vilma Briones Arvizú.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!