7 julio, 2022

En Catarina, artesanos echan mano del bambú para diversificar piezas de decorado y muebles

Wilmar Carballo, tiene su taller sobre la carretera Masaya a Catarina, aquí sobresalen los productos elaborados con bambú. Cortesía / NM

De las manos habilidosas de los artesanos surgen lámparas, sillas, mesas y adornos que captan la atención de los compradores que visitan sus talleres

Especial para Nuevas Miradas

Regularmente la caña de bambú se ha utilizado para la hechura de canastos y las llamadas ‘porongas’, sin embargo, en el municipio de Catarina, los artesanos de la caña poco a poco han venido innovando en este rubro, para darle un toque de sutileza a los hogares con llamativas lámparas, sillas, mesas y todo lo que se le pueda ocurrir.

Todos los días en el pequeño taller de Wilmar Carballo, ubicado sobre la carretera Masaya a Catarina, él junto con sus colaboradores se disponen a trabajar en algo ingenioso con machete en mano y demás herramientas.

Carballo tiene alrededor de unos 25 años de trabajar con el bambú, hace un tiempo algunos artesanos de este municipio recibieron capacitaciones de artesanos chinos, para mejorar las técnicas, además, brindaron otras herramientas para salir de lo rutinario.

“Yo comencé haciendo las canastas, la hexagonal, la combinada, entre otras artesanías. Luego me especialicé en lámparas, sillas, camas, mesas y otros productos que surgieron de nuestra imaginación y así fuimos teniendo clientes de Managua y sobre todo de San Juan del Sur, de lugares como Tola, El Ostional, Astillero, Chinandega, León. El bambú tiene bastante demanda, gracias a Dios durante las crisis que han habido, las ventas se pudieron mantener y actualmente hay movimiento de estas artesanías”, añade Carballo.

Aunque se mostró bastante positivo con el comportamiento de las ventas,  durante lo que va del 2022, considera que con la ampliación de la carretera Masaya al Guanacaste, su pequeño tramo se verá afectado por lo que piensa echarse un poco hacia atrás para evitar pérdidas económicas, sin embargo, asegura que va a continuar en el mismo punto porque tienen un pequeño terreno cerca de ese tramo de carretera.

“Sé que los precios de la materia prima han subido, como el barniz y diluyentes, por lo que me veo obligado a subir el precio de mis artesanías para poder ganar algo. Siempre mantengo mi calidad, para que la gente siga reconociendo el tipo de arte que hacemos, nos esmeramos en cada detalle para que el cliente se vaya satisfecho y quiera volver a comprarnos”, sostiene Carballo.

Mano de obra escasa 

“Ahorita lo más complicado es la mano de obra, porque son pocas los muchachos que trabajan en este rubro, se dedican a otros oficios. Sin embargo, aquí en Catarina seguimos trabajando estas artesanías, estamos ubicados en la primera entrada donde le llaman La Marimba, tenemos de todo un poco para todos los gustos y poder decorar sus interiores y exteriores, hagan sus encargos para que consuman lo nuestro”, añadió el artesano.

Si usted desea cotizar alguno de estos productos, o materializar una idea para su hogar, puede contactar a Wilmar Carballo al 7633 – 7587.

La calidad de estos productos es garantizada por el talento, dedicación y esmero de artesanos como Wilmar Carballo y sus colaboradores. Cortesía / NM

Precios de productos

Campanitas, 450 córdobas la unidad

Chatas, de 300 a 600 córdobas

Bolas redondas, 550 córdobas

Roperitos, 450 córdobas

Lámparas de pie, 700 córdobas

Un juego de mesa con sus cuatro sillas: 3, 500 córdobas

Juego de sofá de cuatro piezas: 5, 000 córdobas

El estilo y delicadeza de cada uno de estos productos, sin duda, resaltan y hacen que lugares sencillos de una casa destaquen y se vuelvan más acogedores y elegantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!