12 agosto, 2022

¿Cómo debería ser la información en salud?

Ilustración tomada de Saludiario.com / NM

Doctor Leonel Arguello Yrigoyen (*)

Debemos asumir, porque la evidencia científica lo señala, que la información transparente y pública contribuye y ayuda a salvar la vida de las personas, al evitar complicaciones y muertes, también ahorrando el gasto, mejorando la calidad de vida y evitando el sufrimiento humano, tanto físico como mental.

Igualmente, tener acceso a la información en salud, que sea confiable, creíble y entendible, es un componente de los derechos humanos y una obligación del gobierno, su no cumplimiento atenta contra su principal obligación de proteger la salud y la vida de sus ciudadanos.

En principio, la información en salud debe ser pública, con datos lo más actualizado posible, garantizando acceso y claridad, tanto en el lenguaje para que sea comprensible, también para que contribuya con la información y educación necesaria para que el individuo y su familia puedan tomar una decisión informada, basada en evidencias y que tengan como producto final, un incremento en el conocimiento del problema, qué hacer para su prevención y control, qué cambios deben ocurrir en sus actitudes para lograr modificaciones permanentes en el tiempo, especialmente, sobre las prácticas sanitarias individuales, familiares y comunitarias.

Esta adquisición de nuevos comportamientos, con estilos de vida más saludables y placenteros, es una meta para alcanzar, la cual se deben ir evaluando, modificando y mejorando, con las nuevas generaciones y los contextos medioambientales y sociales en que estemos viviendo.

El ser humano busca cómo vivir más años y con mejor calidad, es la aspiración universal, la cual los y las nicaragüenses debemos aspirar y luchar por ello.

Se imaginan una calle sin semáforo o una rotonda sin orden de circulación de los vehículos, tendríamos atascos, accidentes, pleitos entre las personas, frustraciones y caos, entre otras, sería un desastre total. Ahora imaginemos esto mismo en el área de salud, pues ocurre exactamente lo mismo, cuando se carece de información confiable.

Para hacer salud pública de calidad y beneficiar a la mayoría de la población, es indispensable la participación de las personas, familias, autoridades, servidores públicos y privados y comunidades, la cual se logra brindándoles el acceso a la información y educación basada en evidencia científica, para que los mismos sean sujetos activos de su salud y la de los demás, interviniendo en la promoción de la salud aprendiendo y adoptado estilos de vida saludables, la prevención, el seguimiento,  control,  tratamiento y rehabilitación, así como su incorporación y adaptación a la sociedad que pertenece.

Si realmente interiorizamos esto, nos habremos empoderado como personas y podremos utilizar nuestro poder de influencia, para mejorar la salud individual y colectiva en nuestro país. Ahí radica el poder de la información, vital para cambiar el futuro, que es tu derecho y tu obligación como ciudadano nicaragüense.

(*) Médico especialista en Epidemiología

https://www.facebook.com/PorTuSaludNicaragua/

Dr. Leonel Argüello Yrigoyen

Por tu salud, Nicaragua | Columna semanal del doctor Leonel Argüello que se publica en un contexto muy delicado en términos de salud para el país. Esta columna y otros escritos los pueden leer en Por tu Salud Nicaragua
 Suscríbete a mi nuevo canal de telegram
https://t.me/PortuSaludNicaragua

Ver todas las entradas de Dr. Leonel Argüello Yrigoyen →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!