12 agosto, 2022

El azúcar, tan necesario para la salud pero su exceso te puede llevar a la tumba

Ilustración tomada de Marca / NM

Doctor Leonel Arguello Yrigoyen (*)

 El azúcar es una sustancia cristalina, generalmente blanca, soluble en agua y de sabor muy dulce, que se encuentra en el jugo de muchas plantas y frutas y se extrae principalmente de la caña de azúcar (73%) y de la remolacha (27%). Se emplea en alimentación como edulcorante nutritivo y generalmente se presenta en polvo de cristales pequeños, son las reservas energéticas de las células animales y vegetales.

El azúcar es una importante fuente de calorías en la dieta alimenticia moderna, pero es frecuentemente asociada a calorías vacías, debido a la completa ausencia de vitaminas, minerales y sales. Lo mejores azúcares son las de las frutas, seguidos de los contenidos en cereales y vegetales. También la azúcar morena es más saludable que la blanca o refinada porque aporta vitaminas del grupo B, además de minerales como el calcio, magnesio, sodio y potasio, y mantiene mejor sus nutrientes gracias a su alta composición en melaza.

El cuerpo necesita calorías para cumplir con sus funciones, como la respiración, la circulación de la sangre y la actividad física, entre otras. Si te enfermas, tu cuerpo puede necesitar calorías extras para combatir la fiebre u otros problemas de salud.

En el mundo estamos consumiendo 2.4 veces más de azúcar, de lo mínimo que deberíamos consumir. Estas provienen de bebidas dulces, desayunos azucarados, jaleas, almíbares, postres y sorbetes o helados congelados, así como los panes o harinas horneados dulce. Los nicas posiblemente estemos más arriba de las necesidades mínimas arriba señaladas, por nuestra cultura de alto consumo de azúcar.

La Organización Mundial de la Salud recomienda que el azúcar no debe superar el 10 % de las calorías diarias consumidas, esto traducido de manera práctica son 6 cucharaditas (25 gramos o 100 calorías) en mujeres y niños de 2 años en adelante, sin embargo, es importante destacar que los niños menores de 2 años no deben consumir ningún tipo de azúcar añadido. En el caso de los  adultos hombres le corresponde 9 cucharaditas (36 gramos o 150 calorías). Saque su cuenta a ver cuántas cucharaditas usted consume, es lo primero que debemos hacer para valorar por donde andamos.

También se observan alteraciones psicológicas como la hiperactividad, el síndrome premenstrual e incluso enfermedades mentales y se asocia al envejecimiento prematuro porque altera tu ADN o genes heredados.

¿Qué debemos hacer?, educarnos y educar a nuestros hijos en la reducción de consumo de azúcar, ya que consumir demasiado azúcar puede dañar la salud y hasta acortar la vida, evitar añadir azúcar o hacerlo menos, promover cumpleaños con dulces y frutas, para ir introduciendo ésta última, ser más curioso y revisar la información nutricional y los ingredientes  en el etiquetado de los productos alimenticios que compramos, limitar el consumo de bebidas y alimentos azucarados, sustituir los dulces y postres con frutas naturales, preparar productos en casa con menos azúcares añadidos y siempre enjuagarse los dientes con agua, después de comer azúcar. Siguiendo estos consejos nuestra vida y la de las generaciones que siguen será más saludable.

(*) Médico especialista en Epidemiología

https://www.facebook.com/PorTuSaludNicaragua/

 

 

Dr. Leonel Argüello Yrigoyen

Por tu salud, Nicaragua | Columna semanal del doctor Leonel Argüello que se publica en un contexto muy delicado en términos de salud para el país. Esta columna y otros escritos los pueden leer en Por tu Salud Nicaragua
 Suscríbete a mi nuevo canal de telegram
https://t.me/PortuSaludNicaragua

Ver todas las entradas de Dr. Leonel Argüello Yrigoyen →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!