11 agosto, 2022

Educación demanda nuevas formas de aprendizajes y romper con modelos pedagógicos tradicionales

Gráfico tomado de Sutori / NM

Nos encontramos ante un punto de inflexión en nuestra forma de enseñar y aprender que solo se da cada mil años. El aula tradicional sencillamente no se ajusta a nuestras necesidades cambiantes. Es en esencia un método pasivo, cuando el mundo requiere procesar información de una manera más activa”

JJ Frías

La nuevas formas del aprendizaje requieren de una ruptura de los modelos pedagógicos tradicionales y entrar en una reflexión para repensar nuevas maneras de emprender, crear e innovar para que los aprendizajes tengan sentido

Julio César Guerrero Dias

A pesar, quizás de los esfuerzos que hacen las instituciones rectoras de la educación, especialmente del nivel superior, en tratar de desarrollar una mejor calidad de la educación, lamentablemente se está haciendo más de lo mismo y si ha habido algún avance ha sido de carácter individual donde algunos profesores y maestros se han atrevido a desarrollar un proceso de aprendizaje diferente.

Las partes, facilitadores y estudiante aspiran a tener puntos comunes de lo que se ha venido hablando desde hace rato: aprendizaje significativo y para enfrentar la vida.

La sociedad del momento al unísono señala las críticas a las maneras tradicionales de enseñar que han adquirido mucha más fuerza, requiere de una formación que afronte la rápida obsolescencia de los conocimientos y la necesidad de garantizar aprendizajes efectivos y relevantes, que aporten al desarrollo de las potencialidades de cada individuo.

Los conocimientos que cada programa de asignatura desarrolla el docente, me atrevo a decir que están desfasados respeto del contexto actual, un conocimiento no puede permanecer mucho tiempo sin modificarse, actualizarse, sin incorporar temas de carácter obligatorios, sin embargo los contenidos programáticos en el mejor de los casos se actualizan cada dos años por lo tanto siempre estará a la zaga de los conocimientos que necesitan los estudiantes y futuros profesionales de ahora.

Y lo peor es que si hay iniciativa propia de parte del docente para incorporar temas que son de necesidad discutirlo con sus estudiantes te miden por lo que organizaste en tu famoso syllabus donde lo que se presenta es bajo un supuesto a desarrollar, llega el supervisor y le pregunta al maestro, pero ese tema que usted está impartiendo no está en el syllabus.

En el informe que presenta señala que los profesores no cumplen con el bendito Syllabus; cómo hacerle entrar en razón a los tomadores de decisiones que esta programación es apenas un referente, una guía de trabajo que es movible pero a veces esto no se acepta, el contenido debería estar sujeto al contexto que vivimos.

Los avances en este campo son lentos y, en América Latina, es más frecuente encontrar prácticas educativas centradas en el almacenamiento de información más que en el desarrollo de las capacidades para procesarla, los énfasis están puestos en la pasividad más que en la actividad de los sujetos. Los maestros, responsables por el aprendizaje, raramente prestan atención a las interacciones y factores que influyen en la capacidad de motivarse y aprender.

Los espacios escolares, a su vez, no acostumbran utilizarse como un ámbito que favorece las relaciones del alumno con los maestros, con los otros alumnos y, de ambos, con el conocimiento, a pesar del predominio de las pedagogías tradicionales, existen, en la mayoría de los países de la región, experiencias innovadoras que apuntan a la modificación de las relaciones profesor-estudiante y que utilizan las escuelas como un ámbito de comunicación donde los conocimientos se construyen en una dinámica que involucra experiencias, interacciones, contextos y saberes que provienen de los distintos actores de los procesos de aprendizaje.

Los procesos de aprendizaje ahora son más complejos debido a factores sociales, culturales, económicos, pero más allá de eso se requiere pensar, innovar, crear, experimentar, desaprender y reaprender a través de la conexión humana si se logra establecer ese vínculo se puede lograr que esos aprendizajes se han útiles para enfrentarse a la realidad.

Los procesos de aprendizajes deben de estar establecidos por la motivación que le imprime el docente desde mi modesta experiencia y reaprendizaje adquirido para mi ahora el salón de clase lo he convertido en un aula-taller es una estrategia didáctica derivada de los principios pedagógicos y metodológicos de la escuela activa, los cuales se han llevado a la práctica a través de la escuela nueva.

El aula-taller es un sitio especializado en una determinada área del conocimiento, donde se encuentra un docente preparado en ella y está acompañado con recursos y ayudas educativas que le permiten al educando trabajar según su propio nivel.

El aula-taller está equipado con mesas de trabajo, ya los pupitres y las hileras han quedado para el olvido, las mesas de trabajo facilitan el ver, observar y compartir entre los aprendices, se aplica el trabajo cooperativo, la comunicación entre todos, esto facilita los aprendizajes cada aula-taller está especializada en un área del conocimiento.

Las aulas-taller están basadas en los siguientes principios:  Aprendizaje activo centrado en el estudiante, lo activo estará determinado por las actividades que realizan los estudiantes donde el docente no solo es el que manda, sino es parte del grupo se debe de sentir parte del equipo de trabajo la diferencia es que por sus conocimientos y experiencia él debe de ser el capitán del equipo.

El otro aspecto que se debe de tomar en consideración en este tipo de metodología es el respeto por el ritmo de trabajo, y esto es debido a que cada estudiante tiene su propia particularidad, sin embargo aquí es donde el capitán del equipo debe tratar asumir la responsabilidad de trabajar de manera individual para que todo el equipo vaya al mismo ritmo y se cumpla con el propósito establecido.

Promoción flexible aplicable a cualquier situación de aprendizaje, la flexibilidad radica en valorar en el estudiante el grado de conocimiento y habilidades adquiridas de acuerdo con sus capacidades, el proceso de motivación es muy significativo ya que si existe un aprendizaje muy lento, el docente debe de invertir más tiempo para establecer aproximaciones que los lleve a lograr la meta que se quiere llegar.

No podemos perder de vista que los estudiantes tienen diferentes extractos sociales, en este sentido se debe de reconocer sus contextos socio-culturales para poder hacer la conexión humana.

La interacción estará determinada por lo que se denomina la inteligencia emocional, fundamental para establecer la armonía, el deseo, el gusto, la dedicación, la motivación para aprender, desear o querer ir a clase.

No perder una clase es factor motivador para el estudiante y para el docente esto implica un compromiso y responsabilidad de ambos quedarte un tiempo más con ello es necesario cuando finalizó tu clase y te quedas con el grupo de estudiante en el pasillo es agradable porque sentís la sensación que el grupo se siente bien.

Como docente se  aprende mucho de ellos el aula taller modifica esquemas rígidos para dar paso a una manera diferente de socializar conocimiento que lo lleva a aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a convivir junto y aprender a ser.

Este tipo de metodología a través del aula taller lo importante es trabajo grupal e individual según el ritmo del aprendiz, en este tipo de metodología no se impone se comparte de acuerdo a lo particular de cada estudiante respetando el rito o velocidad de dicho aprendizaje.

Lo más importante es que el estudiante se siente involucrado con lo que hace, asume como propio su propio proyecto.

En el aula-taller se utilizan horarios y espacios flexibles; el docente está a disposición de manera permanente y la lúdica entra a través de talleres creativos, igualmente se permite la expresión libre y se generan procesos de socialización de saberes y experiencias.

El aula-taller permite desarrollar capacidad para solucionar problemas, plantea contenidos de acuerdo con actividades específicas, desarrolla la capacidad de trabajar en grupo, fomenta valores, propicia el desarrollo de actividades comunicativas, permite acceso a la información y aprendizajes.

En la sociedad actual, el conocimiento ya no es monopolio de las escuelas, institutos y universidades, la universidad actual compite con múltiples estructuras, formas organizativas de enseñanza, proveedores de contenidos y conocimientos, las empresas y corporaciones han creado sus propios departamentos de docencia, que se manifiesta en actualización de conocimiento de su personal, investigación e innovación.

La información, la formación y el conocimiento se encuentran en primer plano mediados por tecnologías que facilitan y transforman de forma rápida los procesos de comunicación, el acceso a la información y la producción del propio conocimiento.

Como la universidad ha entrado en una competencia académica con las empresas, corporaciones por lo tanto a de proporcionar saber útil para su aplicación en la sociedad actual y ha de procurar a sus estudiantes las competencias que exige la sociedad junto a una formación académica que suponga una apropiación reflexiva y crítica de lo conocido y un compromiso ético con la sociedad.

Un tercer elemento muy importante que tiene que ver con la transferencia del conocimiento, la docencia, la investigación y la innovación son elementos que aparecen en la mayoría de las misiones y visiones de las universidades actuales, pero, en general, adquieren significados muy diversos.

No hay una única forma de entender ninguna de estas actividades y, por ello, es importante aclarar el significado de estos conceptos para analizar de qué manera la innovación puede marcar diferencias significativas en la transformación de la universidad y como esta tiene una repercusión directa en la manera de entender la docencia y la propia investigación.

Analizar las relaciones existentes en las universidades entre la investigación, la docencia y la innovación realizando una mirada desde los aspectos más macroestructurales hasta el nivel micro, es decir, desde la organización y misión de la institución universitaria hasta los aspectos que inciden directamente en la docencia y, por tanto, en la formación de los estudiantes.

¿Se investiga en las universidades? ¿Por qué los docentes carecen de los recursos para investigar? ¿Qué se hace en materia de investigación? ¿Quién está al frente de un área de investigación investiga, escribe, publica? ¿Imparte clase de investigación? ¿Por qué no hay motivación para la investigación? El enfoque institucional es fundamental ya que tiene una implicación importante en la forma de presentar los modelos de innovación en la docencia universitaria.

Si las instituciones educativas de todos los niveles y en especial la universidad continua con lo mismo que hace poco a poco se va a sentir desplazada, ahora compite con otras formas de aprender si no innova, crea, si no sale de esa burbuja o modelo pedagógico que siguen manteniendo no habrá competencia de hecho será desplazada por otras formas de aprender, generada desde otros espacios.

Lo que hemos compartido acerca de otra forma de aprender especialmente de convertir el salón de clase en un aula taller es apenas una de las tantas formas que se pueden desarrollar para los aprendizajes. Existen otras por supuesto además que se pueden desarrollar desde cualquier asignatura.

Las universidades deben de entrar en ese proceso de preguntarse ¿Qué estamos haciendo? ¿Cómo lo estamos haciendo? ¿Qué nos falta? ¿Cómo podemos mejorar? ¿Existe voluntad de hacerlo? ¿Por qué se bloquea al docente que experimenta cosas nuevas?  a veces creo que hay un acomodamiento y conformismo con lo que se está haciendo porque hay resistencia o miedo a los cambios, y más que eso temor al desplazamiento es donde el síndrome de Procusto está presente.

Cuidado con el “síndrome de Procusto*”, cuando el talento de unos es veneno para otros

En psicología se denomina síndrome de Procusto al rechazo hacia las personas que sobresalen, es decir, a la incapacidad para aceptar las virtudes de otros. Las personas que lo padecen se caracterizan por un miedo constante a ser superados, a no ser lo suficientemente buenos y a sufrir sentimientos de envidia, no se puede negar que esto está presente en todas partes, eso es evidente y en la academia lamentablemente es más recurrente.

“Si quieres trabajadores creativos, dales tiempo suficiente para jugar” John Cleese

Julio César Guerrero Días

El ágora nica | Desde la antigua Roma, el espacio público sigue siendo el más idóneo y transparente para el debate.

Ver todas las entradas de Julio César Guerrero Días →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!