El policía vecino, amigo o cliente de mi pulpería ahora nos ataca

Nuevas Miradas

Por segunda vez en una semana, los pobladores de Jinotega han enfrentado a las tropas antimotines en Jinotega. La primera vez todo inició con la iniciativa de una valiente mujer que encaró a tres antimotines que estaban en uan esquina y les expresó que la población ya nos los soporta. Ellos reaccionaron y plantearon que si quitaban las barricadas se retirarían.

Inmediatamente, varios pobladores, en su mayoría mujeres les dijeron que las barricadas eran la garantía de su seguridad mientras ellos estuvieran ahí y que nos las iban a quitar. Al final los atacantes se replegaron al ver una numerosa manifestación.

Ayer, en la calle alterna que va de la gasolinera UNO al mercado, una vez más mujeres, jóvenes y adultos portando banderas de Nicaragua y banderas blancas de la paz, los desafiaron nuevamente replegándolos mediante llamados a la paz y llamándoles por sus nombres.

La ventaja de una ciudad pequeña como Jinotega es que la población conoce a los policías por sus nombres, son seres humanos que compran y fían en las ventas; algunas personas los consideran y les consiguen alimentos y medicinas baratas, existe solidaridad ya que los salarios de los efectivos policiales es muy bajo y tienen familias numerosas que mantener; además son vecinos, familiares, amigos, han crecido en los barrios y estos detalles ayudan a la hora de llamaros a no agredir. Veamos el video enviado por amigos jinoteganos a Nuevas Miradas…     

 

Nuevas Miradas

Nuevas Miradas

Historias sin filtro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: