Lautaro Ruiz, un artista amante de lo sepia, lo extraño y creador de espacio infinito

Juan Ramón Huerta

Nuevas Miradas

Teatrista, actor, animador, escritor, historiador, humorista, medio curandero, pintor, músico en todos los géneros, rescatista de música vernácula, acordeonista, pianista, coleccionista de objetos y fotos antiguas, sorprende a los jinoteganos cada vez que postea una fotografía de dos o tres siglos atrás.

Así es Lautaro Ruiz Mendoza, un hombre de mil rostros cuando se disfraza con sus gruesos bigotes para encarnar a un viejo cuenta cuentos llamado don Gregorio de la Miel Castaña, un guerrero campesino que luchó con Sandino.

Ruiz Mendoza, inspirado en el cuenta cuentos más auténtico que ha tenido Jinotega, don Adán Zeledón, en la personalización de “Don Goyo” dice ser el artífice de la carretera entre Jinotega y Pantasma, producto de un duelo a machetazos entre él y otro campesino a quien fue reculando poco a poco hasta que quedó trazada la ruta que luego se abrió con bueyes y carretas.

En el presente trabajo se ofrecerá, una parte de su colección de fotos antiguas de Jinotega y parte de sus característicos rostros con que se presenta en los espectáculos públicos en teatros callejeros y en formales, tanto en Jinotega como en Matagalpa y Managua.

Un 14 de septiembre de 1934, desfile de Boy Scouts de Jinotega, frente a donde fue el cine Colón, hoy convertido en modernos negocios, frente a los billares de la Casa del Obrero.

El túnel de la planta Centroamérica en construcción en los años sesenta.

Funerales de don Salvador Toruño. Le acompañan personajes famosos como Colón, dueño del cine del mismo nombre; Amadeo López, ex alcalde de la ciudad; el diputado liberal David Zamora; Catano Hernández; el bachiller Malespín y Fadel Abdalah, ex combatiente de El Chaparral.

La emblemática Poza de los Milagros en 1950, lugar donde se escapaban las parejas a bañar; los estudiantes en grupos; las lavanderas de ropa del hospital Victoria Motta acarreadas por el conductor de la única ambulancia de Jinotega, Carlos Meléndez.

La creación del lago de Apanás en 1964 donde se asentaban los nativos herederos de los primeros pobladores y que hasta hoy no han recibido el usufructo de esa fuente principal de energía.

Una calle céntrica de Jinotega en el año 1962.

Personajes como Raúl Arauz, mejor conocido como “Culebra Mica” y el creador de la “Perra Renca”, Oscar Gutiérrez, trabajando con máquinas pesadas.

El coleccionista y admirador de lo antiguo, Lautaro Ruiz posa frente a una lujosa colección de jeep Land Rover de los años sesenta y setenta.

Los mil rostros de Lautaro Ruiz; desde el galán del sombrero y la pipa hasta la personificación de Nando Gadea, el curandero.

 

 

 

Nuevas Miradas

Nuevas Miradas

Historias sin filtro

4 thoughts on “Lautaro Ruiz, un artista amante de lo sepia, lo extraño y creador de espacio infinito

  1. Mis saludos a Juan Ramón Huerta quien también fue imitador. Amigo y compañero de estudios de Lautaro en los gloriosos años del Instituto Naciónal Benjamín Zeledón. Una generación leña de talentos. Vaya mi saludo a Lautaro por tan encomible obra fecunda de rescatar la historia de nuestra ciudad, recopilar y difundir el flocklore de Jinotega.

    1. Gracias EDgard, y gracias por los recuerdos de cuando éramos jóvenes y aventados. Jinotega tiene mucho de qué hacer mano en términos culturales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: